Saavedra, Villa Urquiza y Parque Chas fueron los barrios más afectados. Es la peor catástrofe natural que sufrió la Ciudad de Buenos Aires en su historia. El paso del agua, que alcanzó la altura del puente ferroviario de Ruiz Huidobro, se cobró la vida de seis vecinos de la Comuna 12 y causó daños materiales en comercios y viviendas. En aquella trágica madrugada llovieron 155 milímetros en dos horas.

El 2 de abril de 2013 una tempestad de lluvia provocó anegamientos en el norte de la Ciudad de Buenos Aires. Entre los barrios más afectados se encontraron Villa Urquiza, Parque Chas y fundamentalmente Saavedra, que soportaron una acumulación de agua de 155 milímetros en menos de dos horas, según el Observatorio Central Buenos Aires de Villa Ortúzar.
Una vez terminado el diluvio, la escena común en los lugares afectados fue la misma: vecinos que perdieron todo, autos destrozados y comerciantes que trataban de rescatar mercadería de sus depósitos mientras se quejaban por la falta de previsión. Para graficar la magnitud del fenómeno meteorológico, considerado el más grave desastre natural sufrido por la Ciudad de Buenos Aires, el agua alcanzó la altura del puente ferroviario de Ruiz Huidobro.
El saldo de muertos ascendió a ocho, de los cuales seis se produjeron en barrios de la Comuna 12. Las autoridades confirmaron el fallecimiento de dos personas mayores en Saavedra, cerca del Shopping Dot Baires, en tanto una mujer de 82 años murió ahogada en Melián y Arias y un hombre falleció de un paro cardíaco en Plaza al 4300.
Por otra parte, otro hombre de 60 años y su mascota murieron dentro del vehículo que la víctima manejaba en el momento de la tormenta, en Burela y Tomás Le Bretón, Villa Urquiza. Finalmente, un empleado de subte se electrocutó en la estación Los Incas de la Línea B mientras intentaba evaluar los daños provocados por el agua.
Tras la tragedia, numerosos habitantes de las zonas inundables, tanto de la cuenca del arroyo Medrano como del Vega, comenzaron a formar agrupaciones para manifestarse y reclamar obras de prevención al Gobierno de la Ciudad. “Saavedra no duerme cuando llueve”, es uno de los lemas de lucha de estos vecinos, que también sufrieron las inundaciones del 2001 y 1985 y temen que vuelva a ocurrir una catástrofe.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/04/Inundacion-150x150.jpg