Oriundo de Villa Urquiza, Nicolás Landoni fue uno de los hinchas más fieles y sufridos que tuvo Platense. A pesar de padecer una atrofia espinal congénita, no dejó de alentar a su club y de luchar por todos sus anhelos desde una silla de ruedas. “El ‘Cabezón’, como lo llamaban sus amigos, fue una de las 194 almas que no sobrevivió a la tragedia de Cromañón el 30 de diciembre de 2004. Era tan fanático del calamar que falleció con la camiseta puesta. Su pasión no conocía obstáculos: se trasladaba en su silla de ruedas sin que ello fuera un impedimento para desarrollar su oficio como periodista deportivo”, escribió Jazmín Arce Mengua en la página oficial del club.

Nacido el 9 de octubre de 1982, Nico perdió la vida a los 22 años siguiendo a la banda Callejeros. Era fanático del rock, aunque seguramente no tanto como de Platense. “Según relata Norberto Krause, Nico no faltaba a un solo partido de su Calamar querido. Periodista deportivo de oficio y corazón, la amargura por los descensos vividos no opacarán la alegrías que le acercó el Marrón en los años 90: la alegría del Loco Dalla Líbera, el Chacho Coudet y las toreadas de Esteban Fuertes. Nicolás, seguramente, estaría orgulloso de ver su nombre en el Ciudad de Vicente López”, puede leerse en el sitio web calamaresensutinta.com.
En su honor, cada 9 de octubre se celebra el Día Internacional del Hincha de Platense. Nico Landoni ahora es eterno.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/Nico-2-1-150x150.jpg