En Twitter repercutió un posteo sobre la tragedia del Colegio Ecos, en la que el “Flaco” Spinetta luchó para buscar justicia. En Facebook, el primer ecógrafo de origen nacional y la recuperación del Hospitalito fueron los temas más comentados.

Agosto fue un mes activo para las redes sociales del periódico. Por empezar, en Twitter, una publicación sobre la prescripción de la causa por la tragedia del Colegio Ecos alcanzó las 11 mil impresiones. La altísima difusión del mensaje se debió a que el músico y ex vecino de Villa Urquiza, Luis Alberto Spinetta, fue uno de los más activos luchadores en pos de lograr justicia por las víctimas del choque fatal en el que fue embestido por un camión el micro del colegio de Palermo. Ocurrido en octubre de 2006 en la ruta 11, a la altura de la localidad santafesina de Margarita, en el siniestro murieron nueve alumnos y una docente de la escuela que regresaban de Chaco, luego de haber participado de una actividad solidaria. Además fallecieron el conductor del camión -que viajaba ebrio- y su acompañante.

Colegio Ecos
Ante el posteo de El Barrio, Valentino Spinetta, uno de los hijos del Flaco, no pudo ocultar su indignación tras la decisión de la Corte Suprema de Santa Fe, que puso a la causa al borde del cierre definitivo. “Cualquier homenaje a mi padre impulsado por una fuerza política carece de sentido ante esta noticia”, expresó. La publicación de este periódico fue retuiteada 99 veces y generó “tristeza” y “vergüenza” entre los usuarios.
Ecógrafo
Buenas noticias en Facebook
Por otro lado, en el perfil de Facebook dos posteos alimentaron el orgullo y la alegría de la comunidad virtual de El Barrio. Uno daba cuenta de la creación del primer ecógrafo de origen nacional a cargo de la empresa de Saavedra Jotatec. El mensaje fue visto por 4.500 usuarios y compartido casi 70 veces. La segunda publicación más popular de agosto fue la que hizo referencia a la recuperación del Hospitalito de Villa Urquiza, nota que ocupó la tapa de la última edición de El Barrio. Los usuarios felicitaron a los vecinos que hicieron posible el acuerdo entre el centro médico y el CEMIC. Y se entusiasmaron con la posibilidad de que la institución de Manuela Pedraza y Triunvirato vuelva a funcionar en 2020.

Comentarios

Comentarios