Fue la única institución del barrio que participó en el fútbol de la AFA. Disputó las temporadas 46 y 47 de la Primera C, hasta que fue desafiliado por no cumplir con los requisitos. Con sede en Valdenegro 3065, los orígenes se remontan a mediados de la década del 20, cuando se llamaba Estrella del Plata. Allí jugaban al fútbol y en ese grupo estaban los hermanos BerardiJuan y Jorge Rucio, los hermanos IglesiasDi Carlo. El paso del tiempo hizo que se fueran casando y el grupo desmembrando, pero quedó el bichito para los que venían atrás. El equipo de fútbol siguió existiendo y se lo rebautizó como Alumni de Urquiza porque el otro club tenía la personería jurídica.
No hay documentos que precisen una fecha exacta de fundación, pero las pocas enciclopedias que investigaron el fútbol del ascenso mencionan el año 1935. Los muchachos consiguieron la autorización para utilizar las instalaciones y levantar allí el club. En realidad, una pared para hacer el frente y un piso de mosaico que se utilizaba como cancha de básquet y pista de baile por la noche. Rómulo Fabur tuvo la loca idea de afiliarlo a la AFA, cuando no estaban en condiciones de hacerlo.
Fabur empaquetó a las autoridades del fútbol argentino al decir que tenían 5.000 socios, cuando en realidad apenas llegaban a los 100. Lo concreto es que el club fue admitido en la calle Viamonte el 8 de mayo de 1946 junto al Deportivo Riestra y llegó a disputar dos campeonatos, aunque sin preparación y con actitud pendenciera. Pero la aventura duró poco: tras culminar la primera temporada en la última posición, con apenas nueve puntos, al año siguiente fue desafiliado por no cumplir con los requisitos para mantener su plaza, por lo que sus partidos fueron anulados y su participación borrada para siempre de los registros oficiales.
A pesar del fracaso en el fútbol, el Alumni mantuvo una intensa actividad social. Si bien los bailes y milongas atrajeron mucha gente, a medida que fue pasando el tiempo y las costumbres a la hora del entretenimiento cambiaron el club entró en un declive del cual no pudo salir más. Cerró sus puertas definitivamente a mediados de la década del 80 y, desde entonces, el inmueble permanece abandonado.
Quienes deseen compartir fotografías de inmuebles antiguos de nuestra comuna que se hayan conservado intactos o casi, para compararlos con el entorno edilicio del presente, pueden enviarnos el material por e-mail a correo@periodicoelbarrio.com.ar.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/11/Alumni-1-150x150.jpg

2 Respuestas

  1. cala

    a ese club iba de chico , vivia a la vuelta por la av. congreso. hermosos recuerdos de patear la pelota adentro y afuera del club. tambien recuerdo los metegoles y la barra donde tome mis primeros culitos de apeeritivsos que dejaban los mas grandes…
    abrazos

    Responder
  2. Carlos A. Campo

    Hola! Lo tengo muy presente en mi memoria. Hasta fines del ’78 viví muy cerca del Alumni. En el patio de mosaicos pude jugar algún partido de fútbol. No obstante, el club que frecuentaba era el Sunderland, de la calle Lugones, que se acerca al centenario de vida (1921).
    Ni bien obtenga las fotos requeridas, prometo enviárselas.
    Un cálido saludo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.