Ángel Cappa, ex DT del recordado Huracán que perdió la final del Torneo Clausura de aquel año con Vélez, se hizo eco de las declaraciones de Gabriel Brazenas y dice que hay indicios de una acción delictiva. “El fútbol argentino es corrupto desde que yo me acuerdo”.

 

La entrevista que el mes pasado le realizamos a Gabriel Brazenas tuvo una enorme repercusión mediática. Las redes sociales permitieron incluso que el tema viajara hasta Madrid, España, donde reside desde hace muchos años Ángel Cappa. Quien fuera DT del recordado Huracán del tiki tiki advirtió -en un mail dirigido a este periódico- que las declaraciones del ex árbitro, que tras ese partido nunca más volvió a dirigir, son “sospechosas”.

“Como entrenador antes y como hincha de Huracán ahora, quiero que se investigue aquel partido de 2009 con Vélez porque hay muchos indicios de que tanto la actuación de Brazenas como la del línea Ricardo Casas no fueron casuales ni involuntarias; indicios que permiten sospechar de una acción delictiva -insiste Cappa, siete años después-. Las dos jugadas claves -gol de Domínguez válido, anulado por un off side que no existió, y la falta al arquero Monzón, que el mismo Larrivey reconoció- se produjeron en el sector que cubría Casas. No obstante, la responsabilidad es también del árbitro. Por eso es necesario investigar. No es justo perder o ganar de esa manera”.

El ex entrenador del Globo, no obstante, es realista: “En el fútbol argentino nunca se investigó nada. Me acuerdo del primer campeonato que ganó Vélez en el 68, que fue precedido de un robo a River. Un cabezazo de Jorge Recio que sacó el defensor Gallo con la mano volando de palo a palo sin que el árbitro cobre penal.  Después -y hasta hoy- son innumerables las sospechas de partidos y árbitros arreglados. De equipos que fueron ayudados para ser campeón y otros que sufrieron la corrupción y descendieron”.

Volviendo al partido final del Torneo Clausura 2009, Cappa recuerda que “el mismo Brazenas decía antes que no sabía por qué lo habían retirado y ahora dice otra cosa”. Y agrega que cuando dirigió ese partido venía de no pasar el examen físico. “En fin, yo estoy convencido, aunque no tenga ninguna prueba, de que ese partido es una demostración más de lo tramposo, ventajero y corrupto que es nuestro fútbol -reflexiona con amargura-. El fútbol argentino es corrupto desde que yo me acuerdo. En un tiempo fueron a buscar árbitros ingleses porque con los nacionales había arreglos continuados y ni así se cambió. Nunca se investigó nada y tampoco se investiga. Además, ¿quién va a investigar? En la votación donde había 75 electores para elegir presidente de AFA aparecieron 76 votos. Un escándalo mundial sin consecuencias”.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/04/Angel-Cappa-1-150x150.jpg