Brutal ataque homofóbico en Villa Urquiza

Un hombre agredió con un látigo a una pareja frente al edificio de la Comuna 12. El hecho ocurrió este domingo por la noche y fue difundido a través de las redes.

Un hombre agredió con un látigo a una pareja que se encontraba en la plaza aledaña a la Sede Comunal 12. El hecho ocurrió este domingo por la noche y fue difundido a través de las redes sociales por una de las víctimas. “Nos gritó que nos fuéramos del lugar porque estábamos haciendo algo asqueroso”, denunció el joven.  El atacante escapó sin ser identificado.

“Ayer, 1/12/2019 a las 21:50, sufrí un ataque homofóbico en plena Ciudad, en el barrio donde vivo desde que nací, Villa Urquiza, más precisamente en la puerta de la Sede Comunal 12, ubicada en la calle Holmberg 2548 -comenzó a relatar Brian Bortoni en su cuenta de Instagram-. Un hombre de aproximadamente 60 años de edad apareció con un látigo para pegarme a mí y a la persona con quien me encontraba, gritándonos y exigiendo que nos fuéramos de donde estábamos, que estábamos haciendo algo asqueroso y que no teníamos derecho a estar juntos en ese lugar”.
En el posteo, que publicó con dos fotos de las piernas lastimadas y ensangrentadas de su acompañante, el joven detalló que el agresor “tenía un dominio muy hábil de su instrumento, con el cual le pegó a la persona con la que estaba e intentó pegarme a mí”. “Agradezco saber artes marciales y haber participado de varios cursos de defensa personal, que me valieron de herramientas para poder reducir a esta persona y evitar que nos siga hostigando por ser homosexuales. Después de retenerlo durante varios minutos en el piso, y con la ayuda de la familia, el hombre se tranquilizó y lo pude soltar”, relató.

La agresión ocurrió en las inmediaciones de la Sede Comunal 12, ubicada en Holmberg 2548.

Brian agradeció la respuesta y el trato del personal policial que se acercó al lugar, pero lamentó la tardanza, que le permitió al agresor escapar sin ser detenido ni identificado: “Pido ayuda para encontrar a este hombre, aparentemente de nombre Héctor, que conducía un motor home marca Fiat Ducato de color blanco y violeta con una inscripción que dice ‘Motor home de uso particular’ en la parte delantera, por encima de la luneta del conductor. También pido compartir esta noticia y viralizarla, para que se sepan las cosas que pasan y así prevenir nuevos ataques”.
Sobre el final del texto, el joven contó con preocupación que el agresor “no sólo anda armado con un látigo” y recordó: “La familia le recriminó a este hombre que, si tenía su arma encima, nos pegaba un tiro. Es una persona que no tiene medida, es peligrosa y está suelta. Gracias que cuento con herramientas para defenderme, porque si esto le pasaba a un chico menor, a una persona que no sabe defenderse, que no tiene poder de reacción, hubiera podido pasar una desgracia”.
La pareja fue atendida por el SAME y luego se acercó a la comisaría para presentar la denuncia. “Por suerte Ariel y yo estamos bien, lo mío son solo raspones por la reducción que le proporcioné a esta persona”, concluyó Brian, para llevar tranquilidad a sus familiares, amigos y usuarios que se solidarizaron con su historia.

Comentarios Facebook