Si tiene algún reclamo o denuncia escríbale a “El fiscal de las calles”. Puede hacerlo por carta a Av. Álvarez Thomas 3035 2º C, por fax al 4543-5728 o por e-mail a fiscal@periodicoelbarrio.com.ar. Su queja será publicada en esta sección.

Críticas a la remodelación de la plaza Echeverría
Vivo frente a la Plaza Echeverría. Hace un tiempo se empalizó todo el perímetro y se anunció una gran reforma por la módica suma de 3.600.000 pesos. Una gran foto mural nos vendía una futura plaza como un vergel desbordado de verde por todos lados. Bueno, de esto poco o casi nada¼ El verde, que es el verdadero objetivo de una plaza, brilla por su ausencia. Toda la arena de los predios de juegos fue desparramada en los canteros que dan a la calle Capdevila.
Antes, las lluvias erosionaban la tierra embarrando la vereda y llenando la cuneta; ahora ocurre lo mismo con la arena. Se tendió un pobre sistema de riego, ¿para regar qué? Está todo levantado, roto e inservible. Se reemplazaron los juegos infantiles por otros nuevos y se agregaron algunos para adultos. El canil, que ya estaba, es chico, sucio y no se mejoró en nada. Se colocaron cuatro torres con luces de colores cambiantes que apuntan al monumento de Urquiza. Un detalle tan coqueto como innecesario; me recuerda a los espejitos de colores.
Lo que se debería hacer, pero seriamente, es sacar las rejas y empastar toda la plaza, cosa que sí ameritaría un sistema de riego eficiente. Como modelo, se puede recorrer la Plaza Marcos Sastre o la que está en Larralde y Mariano Acha, que también pertenecen a Villa Urquiza. Es lamentable e injusto que nuestra plaza central, todo un emblema para el barrio, se muestre en tal estado de abandono e indiferencia.

Roberto Bermejo
rjbermejo@yahoo.com.ar

Urgente poda de árbol en Andonaegui y Núñez
Un árbol plátano de unos 30 metros de altura está perjudicando mi propiedad, la del vecino y la salud de mis hijos y esposa. Del tronco principal se desprenden otros tres de similar grosor que nos invaden por encima del balcón y la terraza. Las hojas tapan las rejillas, provocan inundación y se filtra el agua a las habitaciones. Por ende, también a la planta baja.
No puedo hacer un techo transparente por el peligro que los súper-troncos lo destruyan. Otro gran problema es el padecimiento de mis dos hijos y esposa, que tienen alergia y asma por el polen que despide esta especie. Solicito cortar el tronco principal y, si es posible, reducir la altura de los restantes. A pesar de los reiterados pedidos sin respuestas, esperamos una solución.

Fernando Paolo
colobreton@yahoo.com.ar

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/BUZONDEQUEJAS-150x150.jpg