El periodista de América y asesor en comunicación estratégica dice que el gobierno anterior se equivocó al elegir a Clarín como su enemigo. También señala que en la política mediática del macrismo “hay errores”. Vecino de Villa Urquiza desde hace un año y medio, destaca la construcción de los viaductos de Congreso y Constituyentes.

Por Tomás Labrit
tlabrit@periodicoelbarrio.com.ar

Descubrimos casi de casualidad el vínculo que une a Carlos Salerno (36) con Villa Urquiza. Fue María Eugenia Surin, directora comercial de El Barrio, quien reconoció al periodista mientras esperaba la llegada del colectivo en la parada de Olazábal y Lugones. “Vivo a dos cuadras de ahí. Me estaba por tomar el 93, que me deja en la esquina de América. Está bueno porque viene rápido”, cuenta el vecino, ya frente al grabador de este periódico, minutos antes del comienzo de Periodistas, el programa que conduce de martes a viernes en las noches de A24. En ese mismo canal es columnista del ciclo de Paulo Vilouta y también produce informes especiales para el noticiero de las 19 de América.
Nacido en Liniers hace 36 años, pasó parte de su infancia y adolescencia en Mar de Ajó y Mar del Plata, donde estudió Periodismo Deportivo y Guión y Producción de Cine y Televisión. Volvió a Buenos Aires en 2008 para realizar una prueba en América que le había conseguido su amigo, el periodista Guillermo Favale, y desde entonces es una de las caras visibles de los noticieros del canal.

-Se percibe que América supo posicionarse en la avenida del medio entre TN y C5N. ¿Coincidís?
-Lo que hizo América es poner todas las voces. Te lo demuestra en Intratables: Brancatelli de un lado y Vilouta del otro. Todos tienen la chance de opinar, el abanico es amplio. Lo mismo pasa con los invitados: van desde D’Elía hasta Ritondo, por poner un ejemplo. América quedó fuera de la lucha de poderes entre los medios y, si me das a elegir, yo me quedo con eso. Tenemos un rol muy importante en la sociedad y no podemos contar solo una parte, hay que contar todo.

Especialista en comunicación estratégica, Salerno brinda asesoría a empresas y dirigentes políticos y planea en un futuro constituir su propia consultora. Empezó a adentrarse en la materia porque sus amigos y conocidos vinculados al mundo de la política le pedían consejos de comunicación por su conocimiento de los medios. Lo que comenzó siendo una actividad ad honorem se convirtió en una tarea profesional.

-¿Cuál es tu análisis de la comunicación del Gobierno anterior? Se argumenta que uno de los motivos de la derrota del kirchnerismo fue su prepotencia discursiva.
-El que se encargó de la comunicación kirchnerista fue un desastre. No supieron aprovechar la cantidad de medios que llevaron para su corral, que eran muchísimos. Ellos engrandecieron a Clarín y, cuando a un enemigo lo mostrás como tal, corres el riesgo de que sea más grande que vos. Eso les pasó con Clarín: lo convirtieron en un enemigo más grande que ellos. La pelea llegó a tal punto que Clarín tuvo que contratar a un tipo como Lanata para defenderse. Si vos te fijás en Comodoro Py, el 90 por ciento de las denuncias son de él. Se lo juzgó de ser un vendehumo, pero el tipo entregó todas denuncias que hoy están comprobadas, como la causa BoudouCiccone.

-¿Cómo evaluás la comunicación del Gobierno de Macri? Como en el kirchnerismo, también es uno de sus puntos más cuestionados.
-Hay errores en la comunicación presidencial. Trabajan mucho en las redes sociales, pero se olvidan de comunicar a nivel masivo y hay mucha gente grande que está quedando fuera de esa estructura. Te das cuenta con el tema de las tarifas sociales, por ejemplo. Están comunicando mal en los medios tradicionales (diario, radio y televisión), pero han mostrado interés en resolver los problemas que tienen y en escuchar. Igual no soy el único que lo dice, un montón de colegas coinciden en que no se está comunicando bien. No hace falta una cadena nacional: comunicar bien es contar algo y que lo entiendan todos.

-Como especialista en la materia, ¿le hubieras aconsejado al Gobierno que prometa objetivos tan difíciles de alcanzar, como la Pobreza Cero? Lo mismo con la inflación: se estimó una tasa del 25 por ciento pero luego Prat Gay reconoció que rondará el 40 por ciento.
-Yo no recomendaría nada que no se pueda cumplir, pero lo que el macrismo propuso en campaña es lo que realmente cree. Con la Pobreza Cero se va a complicar, porque hay 12 millones de pobres que dejó el kirchnerismo y ahora la cifra se incrementó. Por otro lado, decir que la inflación va a ser del 25 por ciento es hacer futurología y eso en la política no sirve. El Gobierno no debe apresurarse. Tiene que hacer y no podemos negar que en la Ciudad de Buenos Aires se hicieron muchas obras. Tenemos varias en Villa Urquiza, como el túnel de Constituyentes, que es fabuloso, o el de Congreso.

Carlos Salerno desembarcó en Villa Urquiza hace un año y medio y asegura estar muy cómodo en la Comuna 12. “Es el barrio que elijo para vivir con mi mujer y mi hijo”, afirma. Si bien destaca los flamantes viaductos que se inauguraron en la zona, critica el mal estado de las veredas. “Si caminás por Olazábal o Triunvirato, te vas a dar cuenta de que hay veredas en las que no se puede transitar. Es una de las cosas que me gustaría que cambie en el barrio. Faltan muchas rampas para discapacitados también”, concluye.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/07/Salerno-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.