Historia

Mosaicos Porteños: Los hermanos Gardel

Dos grandes bailarines que descollaron en el ballet de la Ópera de París en tiempos que van desde Luis XVI a Napoleón, coinciden en su apellido con el gran cantor porteño.

Alumni de Villa Urquiza, un club de cuento

Con sede en Valdenegro 3065, fue la única institución del barrio que participó en el fútbol de la AFA. Disputó las temporadas 46 y 47 de la Primera C, hasta que fue desafiliado por no cumplir con los requisitos.

Arte monumental a la vuelta de la esquina

En la ciudad hay infinidad de esculturas que marcan la identidad del lugar. El número de obras se fue incrementando a través de los años y se extendió hacia los barrios más alejados del centro.

Moderna Villa Ortúzar

En la primera mitad del siglo XX, el rincón del barrio que limita con Villa Urquiza y Belgrano rompió con los modelos historicistas y se abrió a la modernidad. Antonio Vilar fue uno de los arquitectos que apostó por esta tendencia.

Las dos primeras escuelas de Villa Urquiza

La Coronel Olavarría fue la pionera del barrio. Abrió sus puertas el 3 de julio de 1888, en un humilde predio de la calle Uno (hoy Roosevelt 5354). La segunda fue la Juana Manuela Gorriti.

Villa Urquiza cumple 131 años de vida

El nacimiento del barrio, el 2 de octubre de 1887, fue consecuencia de la construcción de un muelle en Dársena Norte. La llegada del ferrocarril en 1889 potenció el desarrollo del incipiente pueblo. El origen entrerriano de los primeros habitantes motivó que el nombre original de Villa Catalinas cambiara por el actual, que rinde homenaje al primer presidente constitucional argentino. Compartimos la crónica que publicamos en octubre de 2007, en ocasión del aniversario número 120.

Marcas que dejaron huella

Por la Comuna 12 pasaron grandes empresas que, en algunos casos, dejaron de existir. Muchas eran sucursales de compañías internacionales. A pesar de haber tenido un breve paso por la zona, son muy recordadas por los vecinos. Varios de esos locales desaparecieron entre fines de los 90 y mediados de la década pasada. Hacemos un repaso de esos fugaces comercios, con fotos y testimonios de lectores.

El morocho de Villurca

Hace 85 años se produjo un acontecimiento artístico que marcó a fuego la historia del barrio, hasta el punto de transformarse casi en una leyenda épica: las cuatro actuaciones de Carlos Gardel en el Cine Teatro 25 de Mayo. Testimonios de historiadores.

Los tranvías de Villa Urquiza

A fines del siglo XIX Buenos Aires era conocida como la ciudad de los trainways. Posteriormente serían cuatro las líneas (7, 15, 90 y 96) que tendrían parada terminal en nuestro barrio.

Una terminal de ómnibus reciclada

Esta vista aérea de General Paz y Constituyentes, a comienzos de la década del 40, nos permite observar la antigua terminal de la Compañía Buenos Aires de Ómnibus, donde hoy funciona una planta de tratamiento de residuos.

El castillito eléctrico de Coghlan

La desaparecida Compañía Ítalo Argentina construyó pequeñas estaciones para abastecer de electricidad a los barrios de la Ciudad, entre ellas la de la calle Pinto 3379. Repasamos sus características e historia.

Barthel, una fábrica de buena madera

Fue una de las primeras industrias asentadas en Coghlan, incluso antes de Sedalana y Nestlé. Funcionó hasta hace algunos años y, milagrosamente, conserva su fisonomía original.

Los cabines ferroviarios, en el olvido

Las garitas ubicadas al lado de las estaciones de tren son construcciones que se utilizaban para indicar señales y cambios de vías. Hoy están muy desprotegidas pero tienen un gran valor patrimonial.