Volver al pasado

El fin de la infancia: la calesita que ya no está

Comenzó el otoño y el espacio circular que hasta hace un año ocupaba la calesita de Coghlan se llenó de hojas muertas. La casilla vacía completa el paisaje bucólico del extremo sur de la estación ferroviaria.

Una esquina con “estilo” propio

Entre los 80 y 2007 funcionó, en Mendoza y Ávalos, uno de los primeros videoclubes de Villa Urquiza. Tras la crisis del alquiler de películas, el local fue alquilado a un restaurante que, a modo de homenaje, integró el nombre a su marca.

Volver al pasado: de cementerio a plaza

Hasta fines del siglo XIX, cuando un vecino de Villa Urquiza fallecía, era enterrado en Monroe y Miller. Sí, en el predio de la Plaza Marcos Sastre funcionó un cementerio entre 1875 y 1898.

La Escuela Morazán viajó al futuro

El establecimiento educativo de Villa Urquiza dejó de funcionar en su viejo edificio y se mudó al primer Edificio Escolar Inteligente, ubicado en Holmberg y Rivera.

Volver al pasado: El santo de la estafa

En Olazábal y Triunvirato funcionó la constructora inmobiliaria San Sebastián Propiedades, una asociación ilícita que lucraba con la ilusión de los vecinos.