Nota publicada en la edición Nº 115 de El Barrio, octubre de 2008.

Las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas ya deberían estar habilitadas al servicio de transporte subterráneo, pero esa ilusión fue hecha añicos por la realidad política. La fecha prometida ahora para que la Línea B de subtes opere desde Leandro N. Alem hasta la esquina de Triunvirato y Monroe, en Villa Urquiza, es el segundo semestre de 2011. Los anuncios previos -hace una década se habló de 2003, año de inauguración del tramo hasta Los Incas-Parque Chas- fueron cayendo uno tras otro en saco roto ante la ligera planificación de los sucesivos gobiernos.
Es que si nos guiamos por los plazos contractuales originales -39 meses a partir de noviembre de 2004- esta obra debió haberse inaugurado durante el primer semestre de este año. Sin embargo, más allá de cierta demora en el desarrollo del túnel principal y de las nuevas estaciones, todavía está pendiente la adjudicación de la construcción de la cochera donde estacionarán los trenes durante la noche. En otras palabras, faltan cavar 700 metros de túnel hasta la calle Iberá e instalar además las vías, las señales y la subestación eléctrica.
“En menos de un mes se abrirán los sobres con las ofertas por estas obras y antes de fin de año debe haber un contratista en condiciones de iniciar los trabajos”, informa con amabilidad Juan Sayús (47), ingeniero de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) y responsable de la extensión del ramal unirá las estaciones Leandro N. Alem con Villa Urquiza. Este profesional, con casi dos décadas en esta clase de obras, tiene el mérito de haberse prestado en numerosas oportunidades al diálogo con El Barrio a pesar de la incomodidad que naturalmente provoca el hecho de tener explicar cuestiones que exceden los alcances de su propia competencia. Sayús tiene en su haber las estaciones Ministro Carranza, Olleros, José Hernández, Juramento y Congreso de Tucumán (todas de la Línea D), Tronador y Los Incas, estas últimas de la Línea B. Echeverría y Villa Urquiza serán su octava y novena intervención en este tipo de obras, pero los tiempos se han dilatado más de lo previsto.

De cara al futuro
Si bien los plazos de esta obra se encuentran largamente vencidos, las actuales autoridades de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) prefieren mirar hacia delante. “Esta gestión será de cara al futuro, ya que la gente quiere ver resultados y no tanto saber por qué se demoraron los trabajos. Necesitamos avanzar en las obras complementarias y ponerle un punto final a la extensión de esta línea. El túnel y las estaciones estarán listos en setiembre de 2009, pero la obra completa no verá la luz antes de 2011. Esa es la fecha que manejamos, pero no queremos especificar un mes porque los vecinos ya se desilusionaron varias veces”, aclara Jorge Agote, vocero de SBASE. Si consideramos que el contrato de las cocheras podría empezar a ejecutarse a fin de año y que tiene una duración de 30 meses, en el mejor escenario posible la habilitación del servicio que uniría a Villa Urquiza con Alem y Corrientes se concretaría en el segundo semestre de 2011.
Para Miguel Angel Politis, presidente de la Asociación de Comerciantes de Villa Urquiza, la postergación de la inauguración de la ampliación de la Línea B es una noticia decepcionante para el barrio. “El anuncio de la llegada del subte, que estaba previsto para este año, encareció el precio de las propiedades y los alquileres de los locales comerciales. En esto tiene responsabilidad el Estado, que no cumple con los proyectos. En el barrio hay cierto malestar y preocupación ante la incertidumbre de la fecha de apertura de las estaciones”, plantea Politis, quien cree que Villa Urquiza se convirtió en una plaza costosa antes de tiempo. Esta circunstancia ya ha motivado el cierre de numerosos negocios, que no pudieron hacer frente a contratos onerosos.
El Barrio descendió a los túneles, recorrió el tramo que une las estaciones Echeverría y Villa Urquiza y caminó por sus andenes, que ya tienen los pisos terminados y sus sistemas de ventilación e iluminación parcialmente colocados. El túnel se encuentra ejecutado en un 98 por ciento, mientras que las estaciones Echeverría y Villa Urquiza tienen un avance del 75 y el 67 por ciento respectivamente. De los 200.000 metros cúbicos de tierra que implicó remover esta obra queda pendiente cavar apenas 30 y de los 70.000 metros cúbicos de hormigón involucrados faltan inyectar 150. Pero lo más importante es que los obradores de calzada tienen los días contados, por lo que en breve la avenida Triunvirato quedará completamente liberada al tránsito. Sin duda, esta sí es una buena noticia.
De no surgir nuevos imprevistos, a fines de 2011 podremos finalmente tomar el subte a pocas cuadras de casa. Una buena señal para creer en que esta vez será cierto es que ese año habrá elecciones comunales y presidenciales. ¿Se perderá acaso Mauricio Macri la oportunidad de mostrar gestión cortando la cinta inaugural de la obra más esperada por los vecinos de Villa Urquiza?

N. de la R.: Finalmente el subte arribó a Villa Urquiza el viernes 26 de julio de 2013 a las 10.30. Fue posiblemente la segunda fecha más destacada de su historia, luego de la llegada del ferrocarril el 13 de abril de 1889. Las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas se inauguraron 14 años más tarde del anuncio del proyecto de extensión de la Línea B de subtes y cinco años después del plazo originalmente previsto.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/Línea-B-150x150.jpg

2 Respuestas

  1. jual plastik cor

    Wonderful goodѕ from you, man. I’ve սnnderstand your stuff previous to aand
    you’re just extremеly fantastic. I reaⅼly like wһat you hɑve acquired here,
    really like whаt you aree saying and the way in wһich you saʏ it.
    You make iit entertaining and you still care for to keeр it smart.

    I can not wait to read far molre from you. This iis гeally a tremendous site.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.