Escríbanos por carta a Av. Alvarez Thomas 3035 2º C, por fax al teléfono 4543-5728 o por e-mail a correo@periodicoelbarrio.com.ar

Sr. Director:
Hay una vasta zona norte de Villa Urquiza en el límite con Saavedra, comprendida entre Altolaguirre, Manuela Pedraza, Galván y Larralde, en el medio Triunvirato, antiguamente conocida como “La Siberia” pero que actualmente es muy populosa. Allí no existen sucursales bancarias ni de servicios para abonar facturas, como “Rapipago” o “Pago Fácil”.
Los vecinos deben concurrir al área de la estación de Villa Urquiza para realizar dichos trámites, con la consiguiente pérdida de tiempo. Es hora de que las autoridades del Gobierno de la Ciudad gestionen ante los bancos para que inauguren sucursales, como así también lugares para abonar los servicios. No sólo habría más actividad sino que descentralizaría la aglomeración existente en el epicentro de la estación. También es escasa la iluminación e insuficiente el cuerpo policial

Celia Otero
colobreton@yahoo.com.ar

Sr. Director
Ya en otra ocasión denuncié que se arroja basura en el bulevar Mendoza, más precisamente en los semicírculos de asfalto ubicados en las esquinas. Ha pasado el tiempo y no se solucionó ese problema. Se ven maderas, colchones, escombros y todo tipo de desperdicios. Sin embargo, caminando por el bulevar De los Incas, que es más extenso que el de Villa Urquiza, vi que en las esquinas hay también semicírculos pero en vez de asfalto hay un montículo de tierra cubierto por pasto, lo que mejora la imagen del paseo y evita que se echen desperdicios. Entonces, ¿por qué no hacer lo mismo en Mendoza? De esa forma se ampliaría, aunque sea mínimamente, los metros cuadrados de espacios verdes y se terminaría con los focos de basura en las esquinas.
Y yendo por Parque Chas observé otro desaprovechamiento de espacios verdes en la placita Jamaica, sita en Burela y Moscú, que es pequeña y de forma de trapecio. Además de los senderos peatonales que la bordean, tiene en su interior otros senderos en forma de equis, lo que reduce el verde disponible a casi nada; así la remodeló el Gobierno de la Ciudad en 2014. No es la única plaza donde sobreabunda el cemento en detrimento del verde, pero me llamó la atención por lo innecesario de esos senderos en una plaza tan chica y tan poco transitada. En suma, propongo poner pasto en las esquinas del bulevar Mendoza y en la totalidad de la placita de Burela y Moscú.

Diego Cordero
ibarra.ng@gmail.com

Sr. Director:
Me dirijo a usted para manifestar mi bronca por las obras interminables de la Estación Drago. ¡Ya llevan casi dos años! ¿Se podrá saber cuándo van a terminar y habilitar el paso desde Donado a Acha (transformado en obrador) sin tener que dar la vuelta a la manzana? Parece que los vecinos de la estación y los ocasionales pasajeros del tren somos los kelpers de Villa Urquiza.

Jorge Rivas
rivasfischer@gmail.com

Sr. Director:
A mi modesto entender, creo que hemos llegado a una situación de caos diario dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como así también en el resto del país y que en muchos órdenes de nuestra vida -de una u otra manera- nos afecta: piquetes que cortan el libre tránsito de calles y avenidas, huelgas imprevistas y a primera hora en medios de transporte que impiden la concurrencia diaria de gente trabajadora y de bajos recursos (subterráneos, trenes, micros de pasajeros), veredas ocupadas por manteros, coches estacionados en lugares no autorizados, dobles filas de estacionamiento, trapitos que te cobran para “cuidar” el coche en la vía pública, motociclistas sin casco de seguridad, choferes de colectivos y taxis que manejan hablando por telefonía móvil y tantas otras anormalidades que requieren solamente un poco de “educación de base”.
La casi totalidad de los ítems mencionados se pueden ir atacando poco a poco con el accionar de una Policía de la Ciudad que se ocupe de hacerlo, erradicando los vicios de arrastre y anulando las disposiciones que se lo impedían a la anterior Policía Federal. Los habitantes de la Capital Federal estamos a la espera de que esta nueva policía, tan promocionada, se ocupe de estas simples tareas, como así también de los delitos más graves que imperan en la ciudad.
Ahora veamos el tema manteros. Nuestro país, con un índice de pobreza superior al 30 por ciento, debe generar trabajo genuino y/o transitorio. Una solución que se me ocurre es que el Gobierno Nacional emita un Decreto de Necesidad y Urgencia por el cual, en este caso el Gobierno de la Ciudad, permita desarrollar dicha actividad de manteros, instalando puestos de venta en cada una de las plazas de la ciudad y asignando cada uno de los puestos a todos aquellos trabajadores que se censen con la presentación de sus documentos de identidad, que se inscriban en el Monotributo (de esta manera tendrán cobertura médica para ellos y su familia y posibilidades futuras de jubilarse) y que vendan un determinado rubro de mercadería que deben demostrar con su correspondiente factura de compra.

Silvano Solagna
silvano_cuervo@yahoo.com.ar

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/04/CORREODELECTORES-1-150x150.jpg