Escríbanos por carta a Av. Alvarez Thomas 3035 2º C, por fax al teléfono 4543-5728 o por e-mail a correo@periodicoelbarrio.com.ar

Sr. Director:
Mi sentimiento profundo por el Calamar empezó a los cuatro años. Don Oreste, mi viejo, hincha fanático, me llevó a la cancha de Manuela Pedraza y Crámer, pisé el tablón y grité gol por primera vez. Vivíamos en Villa Urquiza, en Capdevila entre Núñez y hoy Crisólogo Larralde. Los días que Platense jugaba de local salíamos desde ahí a la cancha con un camioncito que repartía hielo, junto a otros hinchas con las banderas. Es un recuerdo hermoso e imborrable que llevo en mi corazón.
Hoy, a los 74 años, lo sigo amando más que nunca. Ser hincha de Platense es algo especial: nacés y morís con la bandera del Calamar. Los hinchas del Marrón somos muchos y estamos diseminados por distintos barrios, es como esos amigos que aunque no los ves seguido igual sabés que siempre están.
Siento una emoción muy profunda, ya que somos los campeones de la Primera B Metropolitana y ascendimos a la B Nacional. ¡Éxitos mi querido Platense!

Guillermo Troya Quijano
guillermotroyaquijano@gmail.com

Sr. Director:
Después de numerosos reclamos hechos al 147 y de presentar una nota a la Comuna 12, sin respuesta, le comento que el contenedor de basura que originalmente estaba en Lugones 3492 fue corrido por manos anónimas a Lugones 3444 y luego fue puesto frente a mi domicilio, Lugones 3434/36. Pido la reubicación en su lugar original. ¿Qué es esto, la ley del más fuerte?

Claudio Leserre
claudioleserre@hotmail.com

Sr. Director:
Raramente veo el periódico, las pocas siempre encuentro alguna incoherencia. En la edición anterior manifestaron que desde 2016, por decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal, perdieron el servicio ferroviario varias ciudades, entre ellas Bolívar. Información errónea y no tengo dudas maliciosa, ya que el servicio dejo de funcionar hace más de 20 años, cuando precisamente la gobernadora no era Vidal. Las restantes estaciones no conozco, pero estimo que varias pueden encuadrarse también en esa fecha y sería prudente chequear.

Carlos Alberto Miramón
ca_miramon@hotmail.com

N. del D.: Efectivamente, nombramos por error la suspensión del servicio ferroviario en la estación Bolívar. Pero el tren de pasajeros dejó de arribar en 2016 a Ayacucho, Tandil, Gardey, Vela, Sierra de la Ventana, Coronel Pringles, Laprida, Saldungaray y muchas tantas estaciones más de la provincia de Buenos Aires. Lejos estamos de ser maliciosos o incoherentes, como usted señala prejuiciosa y agresivamente en su carta.

Sr. Director:
Me dirijo a ustedes para solicitar por su intermedio a las autoridades que correspondan la instalación de semáforos en la intersección de la Av. Constituyentes y Gabriela Mistral, ya que al inaugurarse el viaducto de Constituyentes y las vías del Ferrocarril Mitre el tráfico se intensificó enormemente por lo que es imposible para, como en mi caso que soy una persona de 84 años, cruzar la avenida.
Los semáforos instalados en las intersecciones de la avenida con Mosconi y José Cubas respectivamente no están coordinados (cuando uno cierra el paso el otro abre) y en consecuencia no queda ninguna posibilidad de atravesar la calzada en esa esquina.

Luis María Pagura
luis.pagura@hotmail.com

Sr. Director:
Apoyo la vuelta del cine al Centro Cultural 25 de Mayo y agrego, por si pudiera ser de utilidad, que las embajadas prestan películas gratuitamente a instituciones y particulares. También apoyo la propuesta de convertir la antigua sede comunal en jardín maternal u otra entidad relacionada con el bienestar y seguridad de los niños y adolescentes.

María Cecilia Pérez Llosas
mceciliapll@gmail.com

Sr. Director
Escribo éstas líneas para recordar que este año el Barrio Pte. Roque Sáenz Peña, ubicado en Saavedra, cumple 70 años. Se encuentra entre las calles Galván, Av. Balbín, Miller, Crisólogo Larralde y, en sus orígenes y durante muchos años, sus casas eran de una sola planta, con techos a dos aguas de tejas coloniales. En el centro del barrio teníamos enormes espacios verdes donde, cuando éramos niños, jugábamos libremente. Está también la Parroquia Dulcísimo Nombre de Jesús y su escuela, el “Dulce”.
El tiempo ha pasado, muchas cosas han cambiado, pero aún quedan algunos dueños originales (aunque parezca mentira) y muchos descendientes que seguimos disfrutando de éste hermoso lugar en el mundo.

Nilda Rébola
nildarebola@yahoo.com.ar

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/04/CORREODELECTORES-1-150x150.jpg