A los 36 años, “Trapito” es el único futbolista bicampeón del Calamar. Fue el goleador en ambos torneos: marcó 22 tantos en el primero y 12 en el segundo. Además superó a Vicente Sayago y se convirtió en el máximo artillero histórico del club. El recuerdo de una entrevista premonitoria de este periódico.

Por Julián Amerise
platense@periodicoelbarrio.com.ar

“Tiene 24 años y la voz finita. Sus ojos claros y sinceros reflejan la ambición de un joven que se quiere llevar el mundo por delante, pero sin apuro, subiendo los escalones como corresponde. Daniel Vega es hoy en día el referente del hincha de Platense. En el Calamar debutó en 2002 y, tras pasar por Estudiantes y Los Andes, volvió a casa para tratar de cumplir su viejo y truncado sueño de campeón”.
La introducción pertenece a una vieja nota de El Barrio, publicada en febrero de 2006. Apenas tres meses antes del segundo título de la historia de Platense: el de la B Metropolitana, que le permitió el ascenso a la B Nacional. Hoy Trapito tiene 36 años y acaba de convertirse en el único futbolista del club que estuvo presente en los dos campeonatos. Además fue el goleador en ambos: marcó 22 tantos en el primero y 12 en el segundo. Ídolo máximo para los pibes de Saavedra.
Pero eso no es todo: a fines del año pasado superó a Vicente Sayago y se convirtió en el máximo goleador histórico del club. Suma 82 conquistas y, lejos de pensar en el retiro, se prepara para iniciar una nueva temporada. La que podría devolver a Platense a la máxima categoría del fútbol argentino.

-Cuando se firmó tu vuelta en julio de 2017, declaraste a El Barrio que no te importaba tu récord, que solo soñabas con ser el único jugador bicampeón de la historia del club. Cumpliste.
-Recuerdo mucho esa nota y la releí en estos días. Sí, por suerte tengo una felicidad enorme, pude cumplir mi sueño.

-Ahora sí, con respecto al récord, se vino de golpe. Esa noche con Colegiales convertiste tres goles y quedaste en la historia…
-No me esperaba en ese partido hacer tres goles en menos de media hora. Por más que Cole venía mal y era posible ganar, no imaginé una noche así. Una locura. Eso sirvió para que terminemos bien los últimos cinco partidos del año y encarar una pretemporada más tranquilos.

-¿Qué sentiste al final del partido con Estudiantes?
-Fue difícil, porque lo que viví antes fue feo, pero me ayudó a potenciar el vínculo y el afecto hacia el club más que derrumbarme. Ya te he contado que estuve a punto de tirar todo por la borda y dejar de jugar. Pero supe separar las aguas y entender que no era el club el que me echó (N. de la R.: En 2016 lo dejaron libre y se fue a Talleres de Remedios de Escalada), sino las personas que tomaron la decisión. Cuando tocó el silbato el árbitro se me mezclaron muchas cosas, pero lo primero que pensé fue en agradecer a mi familia, a los hinchas que me acompañaron en todo, a la psicóloga y al kinesiólogo, que estuvieron a la par mía para que yo esté ciento por ciento lúcido.

-No pasa habitualmente, pero con el Chino Vizcarra fueron dos Nº 9 que alternaron titularidad y complementaron una cantidad de goles tremenda…
-Lo más importante, además de que nos complementamos muy bien, fue que hicimos una muy buena relación. Nos apoyábamos: cuando le tocaba entrar o jugar a uno, el otro empujaba de afuera para que esté bien. Es una de las bases que tuvo el grupo, no sólo nosotros dos. Me puso muy contento que él haya hecho el gol del ascenso, porque sé todo lo que tuvo atragantado durante un año por aquella expulsión con Riestra en el Reducido, así que fue un acto de justicia.

-¿Queda Trapo para rato?
-Me siento bien físicamente. Tengo que perfeccionar algunas cuestiones, trabajar otras, por eso el PF me dio una rutina y ya empecé. No estoy descansando, estoy tratando de ganar en lo físico, que es lo que se pierde a mi edad jugando con chicos que tienen 15 años menos que yo.

-Sos el único bicampeón de la historia, máximo goleador de la historia, goleador del equipo en ambos campeonatos, ¿qué más se te puede pedir?
-Todavía me queda cumplir un sueño más, pero no te lo voy a decir.

Crédito de la foto: Mario Quinteros

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/vega-con-la-copa-foto-mario-quinteros-150x150.jpg