Colocaron carteles defendiendo el emprendimiento de Coghlan, frenado el año pasado por la Justicia tras un amparo de Gustavo Vera. Días antes, “compradores autoconvocados hartos de demoras” habían escrachado, con nombre y domicilio, a los vecinos que se opusieron a las torres. La empresa constructora se desligó de este acto.

Desde que se anunció su construcción, allá por el 2011, hasta su paralización a fines del año pasado, el emprendimiento inmobiliario del Palacio Roccatagliata fue siempre motivo de conflicto. En marzo se conoció que los compradores habían iniciado un juicio para que se les devolviera el dinero invertido y el mes pasado aparecieron carteles en el frente de la obra, en donde se escrachaba a los vecinos que se opusieron al proyecto.
Firmadas por “Compradores autoconvocados hartos de demoras”, en las polémicas gigantografías figuraban los nombres, apellidos y domicilios de integrantes de la ONG Basta de Demoler y la Asociación Amigos de la Estación Coghlan. “Somos 270 compradores, muchos vecinos del barrio, que fuimos perjudicados por unos pocos opositores con el apoyo del inefable Gustavo Vera”, agregaba el cartel, aparecido el martes 24 de abril, que apuntaba al ex legislador porteño que presentó la acción de amparo.
Días después de este acto intimidatorio, del que se desligó la empresa constructora, los propios desarrolladores taparon las inscripciones y colocaron otras dos, para defender el proyecto y reclamar su continuidad. “Tenemos toda la documentación de obra y ambiental aprobada. Queremos terminar la obra”, aseguraba el cartel.

“Compradores autoconvocados hartos de demoras” habían escrachado en un cartel a los vecinos que se opusieron a la obra.

“Dueños de nada”
El emprendimiento, emplazado en Balbín y Roosevelt, contemplaba la construcción de dos torres alrededor del histórico palacio. Debía ser entregado en junio de este año, pero fue frenado en octubre pasado por la Justicia debido a irregularidades en los permisos. El abogado Fernando Etchenique, patrocinador de un grupo de compradores, informó que sus clientes “pagaron, en promedio, entre el 80 y 90 por ciento del valor de sus unidades y en este momento son dueños de nada”. Además negó que ellos hayan sido los artífices del “estigmatizante” cartel y dudó de la existencia del mencionado grupo de “compradores autoconvocados”.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/Desarrolladores-1-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.