La edición que usted tiene en sus manos completa 18 temporadas de trayectoria periodística. Son 216 ediciones, a razón de doce por cada año aniversario, que desde el domingo 4 de abril de 1999 pusimos mensualmente a disposición de miles de lectores de la Comuna 12 de manera gratuita y sin interrupciones. Tuvimos asistencia perfecta. Esto significa que el mes próximo El Barrio cumplirá 18 años de vida y, en forma simbólica, alcanzará su mayoría de edad.
No ha sido fácil crecer en medio de condiciones económicas adversas, como las que cada tanto atraviesa nuestro país. Los primeros tres años de existencia, que incluyeron el último semestre del menemismo y dos años devastadores de la Alianza encabezada por Fernando De la Rúa, a punto estuvieron de abortar este proyecto. Sólo la pasión por el periodismo, la necesidad de ejercerlo en condiciones de libertad y el apoyo de los lectores nos permitió llegar ilesos a 2002, nuestra orilla salvadora.
Aquel año, cuando los avisos publicitarios se cobraban en pesos, patacones y lecops, comenzó a salir el sol. La bonanza climática, siempre hablando en términos comerciales, nos acompañó durante casi 15 años. Hubo cada tanto algún nubarrón, que se disipó enseguida, pero en los últimos meses la caída abrupta del consumo volvió a oscurecer el horizonte y aún no se despejó. Por primera vez en nuestra historia un anunciante utiliza un aviso para comunicar, desde la tapa, que se fundió. Por el aumento de los alquileres y la baja de las ventas, decenas de locales de nuestros barrios quedaron vacíos. Quizá muchos equivocaron la estrategia de negocio o aumentaron sus precios por encima de la inflación real, pero cuando una postal se empieza a repetir en todas las cuadras -como desde 2001 no se observaba- algún significa tiene.
La respuesta puede leerse en el Clarín del 24 de febrero pasado. “Aunque mejoró hacia el final del año, la actividad económica cayó en 2016 un 2,3%, de acuerdo al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del INDEC difundido ayer, que anticipa los datos de la evolución del Producto Bruto Interno (PBI). Es una caída superior al 1,5% que el Gobierno inicialmente estimó para todo 2016. Con este cierre anual negativo, la economía argentina retrocede a los niveles de 2011”, señala Ismael Bermúdez en su crónica. Y agrega algunos datos preocupantes: “Del lado de la demanda incidió la baja del consumo por la caída de las jubilaciones, de las prestaciones sociales y del salario real por la alta inflación (41%). También incidió la pérdida de empleo en el sector asalariado formal privado”.
Cuando siendo jóvenes treintañeros iniciamos esta experiencia profesional, el mundo era otro. Internet estaba en una fase incipiente, la telefonía celular era un lujo de pocos, el fax tenía preponderancia sobre el e-mail y las redes sociales no estaban siquiera cerca de existir. El Barrio se ha adaptado a esos cambios, pero sigue apostando al viejo hábito de la lectura en papel. El problema es que se ha vuelto demasiado costoso su financiamiento, a la vez que el apoyo publicitario ha disminuido producto de la crisis. Urgen medidas que apunten a la reactivación comercial, a fin de ofrecer nuevas orillas a quienes navegamos las embravecidas aguas de la economía argentina.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/03/barco-150x150.jpg