En medio del apogeo de los dispositivos electrónicos móviles, que hoy concentran la totalidad de las aplicaciones que el ser humano utiliza habitualmente para comunicarse e informarse, el periodismo gráfico atraviesa un momento de incertidumbre respecto de su futuro próximo.
Desde la invención en 1456 de la imprenta por Johannes Gutenberg hasta nuestros días, la lectura de noticias en papel prensa fue uno de los hábitos más placenteros del ser humano. En realidad el primer periódico impreso fue el Strassburger Relation, que se empezó a publicar alrededor del año 1605 en Alemania. Pero el que inauguró la regularidad que se exige a un medio de comunicación fue La Gazette de France, editado en 1631. Salía una vez por semana, todos los viernes, y constaba de cuatro páginas donde se publicaban noticias del exterior y de la Corte. Logró sostenerse hasta 1915, nada menos que 284 años.
Después de cuatro siglos de periodismo gráfico, en el horizonte se empieza a avizorar la llegada de un cambio de paradigma. Debemos aceptar que las nuevas generaciones, nativos digitales, no consumirán medios impresos. Un informe publicado en 2010 por el diario español ABC anticipaba que a partir de 2017 comenzarían a desaparecer los periódicos, empezando por los de Estados Unidos e Inglaterra. En ese simulacro, apoyado en el entonces incipiente uso de los smartphones, se pronosticó la extinción de los diarios argentinos hacia 2039. Hermosa fecha para El Barrio: ese año nuestro periódico celebraría medio siglo de vida.
Aquel vaticinio resultó bastante preciso: se cobró una víctima en nuestro país en el año señalado como comienzo de la epidemia mortal de la prensa gráfica. Luego de 112 años de historia, el 29 de diciembre de 2017 salió por última vez La Razón. “Desde 1905 el matutino y vespertino, fundado por el periodista Emilio Morales, fue un referente de la prensa argentina y tuvo picos de popularidad en las décadas del 40 y 60”, señaló en una crónica su colega La Nación. En los últimos 20 años la distribución del periódico había pasado a ser gratuita y estaba concentrada en el transporte público del área metropolitana, fundamentalmente en trenes y subtes, durante el horario vespertino. En ese período su tirada aumentó de 25 mil a un pico de 250 mil ejemplares y luego bajó a 100.000, cuando se convirtió en matutino.
El promedio de edad de los lectores de El Barrio es cercano a los 50 años, lo que asegura la continuidad del hábito de informarse a través del papel y el éxito de las acciones publicitarias que emprenden los comerciantes y profesionales de la zona. Pese a ello, hemos decidido a partir de nuestro 19º aniversario, a celebrarse en abril próximo, rediseñar nuestra página web, incorporando noticias en tiempo real, y desarrollar una guía comercial en Internet que nos permita sumar un público más joven. En 2019 cumpliremos dos décadas de existencia y queremos que ese año quede en la historia de este periódico como el de su segunda fundación.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/01/Editorial-150x150.jpg