El mes próximo este periódico completará 19 temporadas. Multiplicadas por 12 meses, equivalen a 228 ediciones. Y en abril iniciará el derrotero hacia su vigésimo aniversario. Corrió mucha agua bajo el puente: siete presidentes, cinco jefes de gobierno, corralitos, devaluaciones, inflación… Pero fundamentalmente notamos el paso del tiempo en los cambios de hábitos y en la introducción de nuevos recursos tecnológicos, que han modificado la forma en que la sociedad accede a los contenidos periodísticos.
Hasta hace una década, las conexiones a Internet se realizaban mayormente a través del sistema dial-up, un cablecito que salía de la computadora e ingresaba a la línea telefónica. Era más lento y costoso, ya que consumía minutos como en una llamada urbana. En 2007 empezaron a popularizarse los accesos a Internet de alta velocidad o banda ancha, que en ese entonces alcanzaban a un millón y medio de hogares. El total de usuarios conectados a Internet no superaba los tres millones.
Estadísticas recientes hablan de más de siete millones de conexiones fijas, a las que hay que sumar las móviles. Tengamos en cuenta que más de la mitad de los argentinos cuenta con un smartphone y a través de estos teléfonos inteligentes navegan por la web, sin contar otro tipo de dispositivos como tabletas y smarts TV. A riesgo de sonar redundantes, volvemos a decir que las nuevas generaciones acceden a las noticias y a la publicidad de forma enteramente digital.
Durante sus casi dos décadas de vida, El Barrio ha logrado destacarse como medio de comunicación apelando a la fórmula del papel impreso. Y seguiremos apostando a esa manera tradicional de hacer periodismo, lo que se conoce como prensa gráfica. Sin embargo, entendemos que para captar como lectores y consumidores de los contenidos editoriales y comerciales del periódico a los más jóvenes -quienes recién se incorporan al mercado laboral- debemos dar un giro en nuestro proyecto editorial.
Sin dejar de hacer lo que mejor sabemos, El Barrio iniciará el mes próximo un camino paralelo al original. Por un lado, avanzaremos en el rediseño del sitio web para responder a las necesidades informativas de quienes se acostumbraron a leer en una pantalla. Pasaremos a ser un portal de noticias con el dinamismo que exigen nuestros barrios en materia de noticias. La versión online del periódico será complementaria de la gráfica y no una réplica.
Finalmente, todos nuestros anunciantes tendrán asegurada de manera gratuita su presencia en una guía comercial web. Allí se podrán encontrar a los avisos del periódico ordenados por categorías y subcategorías, con sus principales datos, una reseña de los productos o servicios que ofrecen, fotos y hasta un formulario de contacto. Éste les permitirá a aquellos anunciantes que no posean página propia disponer de un espacio en la web y desde allí captar nuevos clientes.
Si bien tenemos una mayor incidencia de público adulto que mantiene las costumbres de toda la vida, y por lo tanto el papel seguirá siendo su material de consulta permanente, debemos abrir el juego a las nuevas generaciones. Ese es el desafío que enfrentaremos en forma inminente y que esperamos superar con una buena nota.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/02/El-Barrio-Promo-2-x-1-15-x-8-150x150.jpg