Los vecinos, artífices de su recuperación en 2008, fueron agasajados con una merienda y disfrutaron de una serie de espectáculos gratuitos. Este aniversario trajo bajo el brazo otra excelente noticia: Monina Bonelli, directora artística del teatro, anunció que vuelve el cine al barrio: “Fue un reclamo muy fuerte y tenemos que dar cuenta de eso”.

El 21 de noviembre de 2007 quedará en la historia como una de las fechas emblemáticas de Villa Urquiza. Ese día se reinauguró el Cine Teatro 25 de Mayo luego de permanecer 25 años cerrado. Sobrevivió al abandono, a la desidia y a los diversos proyectos que nada tenían que ver con el destino para el que fue creado. Pero los vecinos, incansables, lucharon hasta recuperarlo. Ya sea desde la participación activa o simplemente con la pregunta acerca de su destino. Todo contribuyó para su reapertura.
Como en un abrir y cerrar de ojos, ya pasaron diez años de esa jornada histórica y la institución organizó un evento para celebrarlo. La fecha elegida fue el último 25 de mayo, haciendo juego con el nombre de la sala. Con entrada libre y gratuita, los festejos comenzaron a las 16, con una recepción de chocolate caliente y churros. Dentro de las novedades, se anunció el lanzamiento de la Oficina de Creación Villa Urquiza, en la cual se registrarán testimonios de vecinos en forma audiovisual y se realizarán instalaciones vivas y acopio de imágenes del barrio. De estas iniciativas surgirán diez obras creadas con la comunidad, que se irán estrenando a lo largo del año.
Además, se presentó el Club de Beneficios del Teatro, para disfrutar de sus actividades con importantes descuentos y promociones en locales y restaurantes de la zona. Y, para estar más cerca de los vecinos, también se estrenó una nueva página web (www.cc25.org), donde se puede encontrar la información sobre la programación, los cursos y talleres y datos de contacto.
En cuanto a los espectáculos musicales, brindaron un show la Agrupación Urquiza Coral y la Orquesta de Tango Buenos Aires, con la participación de Cucuza Castiello, Julio Dupláa y Elsa Quatrocchi. Por otro lado, se representaron las obras Doña Disparate y Bambuco, dirigida por Georgina Barbarossa y Rubén Cuello; Romeo y Julieta de bolsillo, de Emiliano Dionisi; y Las mil y una noches, del grupo Libertablas. Los Villurqueros realizaron el cierre del evento, a las 21, con la obra de teatro comunitario Avanti. Durante la tarde también se entregaron diplomas y distintivos por el décimo aniversario y se proyectó un video institucional con la historia, el presente y futuro de la sala.

Vuelve el cine
A propósito de este acontecimiento, la directora artística del teatro, Monina Bonelli, brindó una entrevista al diario La Nación. Además de hacer un racconto de los logros obtenidos a lo largo de estos años, comunicó una novedad muy esperada por la comunidad urquicense: “La gran noticia es que vuelve el cine al barrio -anunció-. Fue un reclamo muy fuerte de los vecinos. Desarrollaremos un ciclo de cine arte para diversos públicos. Debemos hacer una lectura sensible del territorio. Villa Urquiza es un barrio muy familiar, que tiene vecinos históricos y otros que llegaron hace poco tiempo. El 25 de Mayo tiene que dar cuenta de eso y multiplicar su propuesta”.
Cabe recordar que la institución fue inaugurada oficialmente el 23 de mayo de 1929 -cumplirá su centenario el año próximo- y cerró sus puertas en el invierno de 1982. Por sus tablas pasaron los artistas más influyentes del arte nacional como Agustín Magaldi, Edmundo Rivero, Bruno Gelber, Gregorio Surif, Olinda Bozán, Jorge Salcedo, Hugo del Carril y, en cuatro actuaciones repartidas entre junio y setiembre de 1933, un tal Carlos Gardel.

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/Teatro-25-de-Mayo-2-150x150.jpg