Anonymous trabaja desde Internet para confrontar corporaciones. Sus integrantes se manifiestan como “hacktivistas” y realizan acciones de protesta. Se enfrentan habitualmente al concepto de capitales concentrados, sectas peligrosas y todo aquello que atente contra la libertad de expresión, particularmente en las redes.

Por Adrián Alauzis
alauzis@periodicoelbarrio.com.ar

En 2008 comenzó a formarse en Internet un colectivo de personas muy particular. Guiados por un interés en común, un poco ético, un tanto político, el cuerpo de Anonymous trabaja desde las redes para confrontar corporaciones poderosas. Se enfrentan habitualmente al concepto de capitales concentrados, sectas peligrosas y todo lo que atente contra la libertad de expresión, particularmente en las redes. Este grupo digital combativo, que intenta resistirse a una sociedad que resta libertades y consume a las personas, es muy difícil de definir puesto que sus miembros se manifiestan anónimamente.
No admiten ser “los buenos”, como suelen definirse los seguidores de fundamentalismos religiosos o políticos (de derecha o izquierda), sino que persiguen ideales que consideran correctos. Sus comienzos están relacionados con el tablón 4chan; un tablón es un foro de Internet en donde se publican básicamente imágenes. Desde el mundialmente conocido, polémico y cuestionado 4chan es donde tomó forma este colectivo de justicieros informáticos. En 4chan, una comunidad de usuarios que forman el sitio, especialmente en el tablón /b/, se hicieron llamar Anonymous o Anon. Al principio este movimiento era por pura diversión, pero desde hace poco tomaron relevancia en el mundo de Internet. Defienden sobre todos sus principios, la libertad de la información en este medio, así como luchar contra la censura.

La cara, el lema
Desde 2008 Anonymous se manifiesta como “hacktivistas” en acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones, por ejemplo Scientology (Cienciología), una secta peligrosa y destructiva que resultó ser el primer gran blanco de ataque y denuncia de Anonymous; también con mensajes y acciones concretas se oponen a consorcios con presencia global y sociedades de derechos de autor.

El conocimiento es libre.
Somos Anónimos.
Somos Legión.
No perdonamos.
No olvidamos.
¡Espéranos!

Este es el lema con el que se mostraron ante la Cienciología por Youtube en 2008 y quedó como carta de presentación del movimiento. A su vez, tomaron la máscara del protagonista de la película V de Venganza (“V for Vendetta”) como ícono que los distingue. Poseen canales de Youtube, Facebook, Twitter y -a semejanza de movimientos de crítica social- también son perseguidos, encarcelados y sus contenidos borrados de la web o censurados. También personas que no piensan como ellos pueden hacer publicaciones falsas. En fin, nada distinto en este sentido a lo registrado en la historia de las comunicaciones y de los movimientos sociales críticos.
Se puede ver por estos canales sus mensajes, que parecen salidos de una película de ciencia ficción. El mensajero enmascarado, imagen y voz distorsionadas electrónicamente, dando solemnes advertencias a corporaciones o denunciando corrupción en gobiernos u organizaciones de eventos, como por ejemplo los recientes Juegos Olímpicos de Río.

“Terrorismo” sin terror
El 10 de julio de 2008 apareció el símbolo de la esvástica al inicio de la lista de lo más buscado en Google en los Estados Unidos por varias horas. Alguien en el foro /b/ dentro de 4chan escribió el símbolo y pidió a los demás usuarios que lo buscasen en la red. Un “ejército” de miles de seguidores cumplió la orden, apareciendo seguidamente la esvástica en la lista de lo más buscado. Hasta aquí todo parecería una movida neonazi: sin embargo, la inteligencia de estos provocadores de Internet no puede subestimarse. El resultado de esta jugada magistral, aunque pequeña, fue que Google estuvo obligado a retirar la imagen esvástica del servidor.
El 19 de enero de 2012 el FBI provocó el cierre del portal de descargas Megaupload por acusaciones de infracción de derechos de autor. En el operativo fueron arrestadas siete personas en los Estados Unidos y cuatro en Nueva Zelanda, entre ellos el fundador, el ex hacker Kim Schmitz. Los acusados podrían enfrentar una pena de hasta 50 años en prisión. En señal de protesta, Anonymous generó la caída de varios sitios, entre ellos el del Departamento de Justicia de los Estados Unidos y el de Universal Music Group. El día 24 de enero consiguió gran parte de las canciones de Sony Music, también varios videos y los pusieron para descarga gratuita, dando por inicio “la guerra cibernética mundial”. También atacaron la página de Hal Turner, supremacista blanco, nacionalista, negador del Holocausto, seguidor del fascismo y blogger.
Chris Landers, el 2 de abril de 2008 en City Paper, definió al movimiento: “Anonymous es la primera super-conciencia basada en Internet. Anonymous es un grupo, en el sentido de que una bandada de aves es un grupo. ¿Por qué sabes que son un grupo? Porque viajan en la misma dirección. En un momento dado, más aves podrían unirse, irse o cambiar completamente de rumbo”.

Cabeza 2
Mr. Robot
La exitosa y multi premiada serie Mr. Robot fue producida por el movimiento Anonymous. Su primera temporada se puso al aire en junio de 2015 en USA Network. Allí se cuenta el intento de un grupo de hackers por hacer un golpe contra una de las más grandes corporaciones (en la ficción), llamada Evil Corp (Corporación del Mal), tratando de borrar los registros de personas endeudadas con ella y así producir la mayor redistribución de riqueza de la historia.
Obtuvo el Globo de Oro a la Mejor Serie, el WGA al Mejor Guión, el TCA a Mejor Nuevo Programa y el Critics’ Choice Television Award a la Mejor Serie Dramática, entre otros premios. En julio de este año comenzó la segunda temporada y ya tiene firma para la tercera en 2017.
En Netflix se puede ver el documental We are Legion (Somos Legión) sobre el movimiento Anonymous.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/Cabeza-1-1-150x150.jpg