Hay muchas problemáticas pendientes en la Ciudad que no tienen una solución definitiva y parecen de nunca acabar. Las veredas rotas es una de ellas. Si bien se están llevando a cabo importantes tareas de reparación, muchas siguen en condiciones deplorables pese a estar en sectores clave de la Comuna 12 y a la vista de todos.

Por Sergio Calandra
fiscal@periodicoelbarrio.com.ar
Twitter: @scalandra
Instagram: fiscaldelascalles

Caminar por la Ciudad a veces es la única solución para no llegar tarde a los distintos compromisos, obligaciones y trabajos, a causa del caótico tránsito que ya a casi toda hora nos invade. Por la proliferación de autos, camiones y colectivos, las calles que antes albergaban menor cantidad de tránsito ahora deben soportar hasta tres o cuatro veces más volumen de vehículos. Y no solamente locales sino también los provenientes del Gran Buenos Aires y otras partes del país. Las bicisendas, metrobuses y carriles exclusivos contribuyeron un poco más a restringir los lugares para que pueda fluir y avanzar todo el caudal vehicular. Sin contar los piquetes y manifestaciones que a diario se producen, además de las calles que se cierran por obras de asfalto u otros servicios.
Un clásico tema, interpretado hace ya varios años por el gran cantautor español Joan Manuel Serrat, dice: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Pareciera que ha sido compuesto involuntariamente para los vecinos de la Ciudad, sobre todo los de la Comuna 12, ya que en numerosas veredas de nuestros barrios no se puede caminar sin tener que prestar mucha atención por el deplorable estado que presentan. El caminante habitual ya se sabe casi de memoria las cuadras y lugares en donde es imposible transitar sin temor a tropezarse o sufrir una torcedura.

S.O.S.: días de lluvia
La más odiosa forma de verificar cuando una vereda tiene sus baldosas flojas ocurre en los días de lluvia, cuando los transeúntes no sólo tienen que caminar -paraguas en mano- esquivando charcos sino también deben estar precavidos por el agua que proviene desde el piso y salpica pantalones, botamangas y zapatos.
La razón de esta falla es que cuando se colocan las veredas -muchas veces a las apuradas- no se les realiza el contrapiso adecuado junto a una carpeta de cemento parejo y tampoco se les insertan por debajo mallas de hierro para fortalecer su basamento y así estar bien adheridas. Las baldosas tipo vainilla o cuadriculadas (especialmente en propiedades antiguas lucen sueltas y mal colocadas) son las que más hacen de las suyas en días lluviosos, enchastrando con agua, barro y líquidos estancados a todo aquel que tenga la mala suerte de pisarlas.
Cuando no llueve, esas mismas baldosas producen también curiosos efectos sonoros como si fueran pianitos o xilofones, pero de material, que se escuchan especialmente en las noches cuando el ruido ambiental es menor.

En Av. Congreso casi Holmberg, vereda impar, no hay opción. Es imposible caminar por otro lado que no sea la vereda rota, con el riesgo de caerse.

Veredas trituradas
El verbo triturar lo relacionamos con la elaboración de alimentos mediante las multiprocesadoras de las cocinas hogareñas. Pero también se puede aplicar a muchas veredas que están literalmente destruidas, con sus pedazos desperdigados en varias partes por su uso intensivo y su nulo recambio. Puntualmente en Villa Urquiza, en la numeración impar de Bucarelli entre Blanco Encalada y Monroe, donde se encuentra un hotel familiar y también la parada de colectivos de las líneas 107 y 112, la vereda luce en muy mal estado. Hay que tener en cuenta que se trata de un sector de alto tránsito de personas porque allí descienden y ascienden todos los pasajeros de los colectivos que se toman el subte en la Estación Rosas y el tren Mitre en la Estación Urquiza.

Controles se buscan
Es inentendible la tardanza del Gobierno de la Ciudad en inspeccionar periódicamente las veredas que presentan condiciones irregulares, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de ellas ya fue denunciada en reiteradas oportunidades por los propios vecinos. Pagamos buena cantidad de impuestos para que sean reparadas y presenten las mínimas garantías para poder transitar. El vecino pretende que, por lo menos, le sean resueltas las pequeñas problemáticas de su vida cotidiana, como lo son las veredas rotas. Todavía hay reparaciones inconclusas por las aperturas que realizaron hace ya muchos años las empresas de servicios.
Un ejemplo de esto se da en Coghlan, en la numeración impar de Tronador al 2700, entre Pedro Ignacio Rivera y Nahuel Huapí, donde los baldosones brillan por su ausencia. La vereda está en desnivel desde hace más de cuatro años, con el peligro que implica para los vecinos, especialmente aquellos de edad avanzada que tienen que caminar por allí. Si los propietarios frentistas no se hacen cargo del estado de su vereda el Gobierno de la Ciudad debería actuar de oficio, ya que es una vergüenza, principalmente en zonas de alto tránsito de personas, que no se reparen hace años veredas que son una verdadera calamidad.

Tronador 2763, entre Rivera y Nahuel Huapí, Coghlan. Hace más de tres años dos empresas distintas de servicios rompieron la vereda y nunca la terminaron.

Otro ejemplo en Villa Urquiza
En la numeración impar de Av. Congreso entre Plaza y Holmberg, justo donde está la parada de colectivos de las líneas 41, 169 y 175, la vereda presenta un estado de destrucción que la torna imposible de ser atravesada sin tropezar o transitada por cochecitos de bebé y sillas de ruedas.
Toda esta zona, en donde iba a funcionar la fallida autopista AU3, está en vías de transformación y ahora cuenta con construcciones modernas que le otorgan una renovada personalidad. Sería muy bueno, entonces, que las autoridades recorran la cuadra y manden a reparar esas veredas maltrechas que tan feo aspecto transmiten.
Seguro que ustedes recuerdan o conocen alguna vereda que se encuentre en estado de abandono en su barrio de la Comuna 12. Pueden enviarnos por mail una foto a esta sección con la dirección exacta, así procedemos a relevarla y publicarla y de esa manera logramos que se agilice la gestión de reparación.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/Fiscal-1-1-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.