Para festejar un nuevo aniversario de Parque Chas, que fue fundado el 29 de setiembre de 1925, los vecinos organizaron diversas actividades que incluyeron música, deporte y cine. La emblemática Plaza Éxodo Jujeño, ubicada en Gándara y Bauness, fue uno de los puntos centrales de la celebración. Recordamos los orígenes de este pintoresco rincón porteño que nació de la mano de Don Vicente Chas.

Por Santiago Arguto
sarguto@periodicoelbarrio.com.ar

Parque Chas fue el último de los barrios porteños en crearse porque, si bien anteriormente ya tenía las características propias de un vecindario, en 1976 el intendente de facto Osvaldo Cacciatore le quitó esa condición. Casi treinta años después, el 6 de diciembre de 2005, volvió a considerarse oficialmente un barrio, cuando la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó su formación a través de la Ley Nº 1907/06. Pese a este tardío reconocimiento, los vecinos respetan la fecha en que se fundó originalmente Parque Chas: el 29 de setiembre de 1925.
Para celebrar un nuevo aniversario, alumnos de escuelas de la zona, acompañados por docentes y vecinos, inauguraron los festejos por los 91 años con el izamiento de la bandera argentina de la Plaza Éxodo Jujeño, ubicada en Gándara y Bauness. Al día siguiente, el 30 de setiembre, la Comisión de Festejos de Parque Chas dio el puntapié inicial de las celebraciones en el Laberinto de Chas, situado en Victorica 2642. En el evento se llevó a cabo un ciclo de cine titulado “Parque Chas en la pantalla”, en el que se proyectaron los cortometrajes “Bauness y Bauness” y “Una esquina imposible”, ganadores del concurso del INCAA “Un barrio de película”.
El festejo continuó el sábado 1 de octubre, en la Fuente de Parque Chas, ubicada en Gándara y Victorica. En ese icónico lugar, el Colectivo Barrial Parque Chas instaló una posta de reciclado de materiales y, a partir de las 14.30, organizó actividades para chicos y grandes. Entrada la tarde, le pusieron música a la jornada Hernán Cucuza Castiello, que estuvo acompañado en guitarra por su hijo Mateo, y el trío Rovner-Bonura-Tirachio. El último tramo de los festejos, que iba a realizarse el domingo 2 de octubre, tuvo que ser postergado por la intensa lluvia que cayó ese día sobre Buenos Aires. Se terminó de celebrar el domingo 9 de octubre, nuevamente en la Plaza Éxodo Jujeño.
La jornada comenzó con el izamiento de la bandera argentina e incluyó un partido de fútbol con chicos de clubes de la zona, entre ellos Parque Chas, El Trébol y Agronomía Central. Luego de una vistosa muestra de taekwondo, llegó el turno de la música, a cargo de las bandas Tiankuapú y Punto Caramelo. Mientras los vecinos degustaban una deliciosa torta de cumpleaños, Rizoma Grupo y la reconocida cantante Graciela Barrios, junto a Fabián Villacon, cerraron un inolvidable festejo por los 91 años del barrio del laberinto.

plaza-exodo-jujeno
Un poco de historia
Según puede leerse en el sitio Parque Chas Web, con la llegada de inmigrantes en la segunda mitad del siglo XIX, producida masivamente a partir de 1880, Buenos Aires debió dar respuestas rápidas a los extranjeros que buscaban un lugar para establecerse y poder vivir dignamente. Surgieron entonces los loteadores, que actuaron a partir de las posesiones y demandas de los propietarios de tierras.
La mayoría tenía como objetivo la obtención de beneficios económicos en el corto plazo, por lo que se limitaban a demarcar las superficies a vender de acuerdo con la cuadrícula heredada. Otros, buscaban algo que los singularizara y les otorgara jerarquía a su urbanización. A fines del siglo XIX la mayor parte de estos emprendimientos inmobiliarios, que dieron lugar a nuevos barrios, tomaron el nombre de villa: Villa Mazzini, Villa Modelo, Villa Ortúzar, Villa Santa Rita, Villa de las Catalinas y Villa Alvear, entre otras.
En tanto, las zonas que seguían los postulados del urbanismo inglés, basados en la ciudad-jardín propuesta por Ebenezer Howard llevaron el nombre de Parque, como el Barrio Parque Rufino de Elizalde, o Palermo Chico, que fue trazado por el arquitecto paisajista Carlos Thays. En el caso de Parque Chas, el diseño efectuado por los ingenieros Frehner y Guerrico potenció el dibujo pintoresquista a su máxima expresión: el radioconcéntrico.
Por su parte, Don Vicente Chas, como todos los propietarios y loteadores, buscaba rédito económico. Pero su inteligencia para alcanzar la mayor ganancia redundó en la creación de un barrio singularísimo. Gracias a aquellos visionarios propietarios y profesionales que buscaron “algo más”, Buenos Aires cuenta hoy con un patrimonio urbanístico de gran valor en el que sin dudas se destaca Parque Chas. Actualmente se calcula que este barrio cuenta con unos 20.000 habitantes, agrupados entre La Pampa, Av. Triunvirato, Av. Combatientes de Malvinas, Chorroarín y Constituyentes.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/11/Parque-Chas-1-150x150.jpg