Hasta hace al menos quince años, funcionó en Monroe 3949 una pequeña heladería artesanal llamada Kandy. Aunque esa cuadra corresponde a Villa Urquiza por apenas 50 metros, nadie dudó jamás que ese local pertenecía a los vecinos de Coghlan. Durante las décadas del 70 y 80, tiempos en los que no existía el delivery, las familias del barrio se congregaban frente al mostrador para pedir sus cucuruchos y vasitos de pasta cargados de los más deliciosos sabores naturales.
Con la crisis de 2001, acaso un poco antes o después, la heladería -que fue fugaz anunciante de este periódico durante nuestros primeros meses de vida- cerró definitivamente sus puertas. El desarrollo edilicio de Villa Urquiza posiblemente alentó el desembarco de una inmobiliaria, que reemplazó las cremas heladas y los gustos frutales por los ladrillos y los contratos de alquiler. Pero Kandy no desapareció: sus exquisitos helados quedaron en la memoria de al menos un par de generaciones de clientes.

Despues
Quienes deseen compartir fotografías de inmuebles antiguos de nuestra comuna que se hayan conservado intactos o casi, para compararlos con el entorno edilicio de l presente, pueden enviarnos el material por e-mail a correo@periodicoelbarrio.com.ar.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/07/Antes-1-150x150.jpg