La compañía de transporte, emblema de los hermanos Cirigliano, es administrada desde junio pasado por el empresario misionero Marcelo Zbikoski. Repasamos la decena de incidentes, cinco de ellos sucedidos en la Comuna 12, en los que afortunadamente no se registraron heridos. Silencio de los organismos de control.

Desde finales del año pasado, El Barrio viene advirtiendo, desde su versión impresa y a través de las redes sociales, sobre el riesgo que implica viajar en los colectivos del Grupo Plaza. Además de la suciedad externa e interna, que incluye hasta la presencia de cucarachas, las unidades de esta empresa sufren constantes desperfectos, especialmente cuando circulan por la Comuna 12.
En los últimos meses, las líneas 114, 133 y 140 presentaron pérdidas de combustible, calentamientos de motor y rotura de puertas, entre otras falencias, lo que obligó a interrumpir su recorrido habitual por las calles de Villa Urquiza, Saavedra y Villa Pueyrredon. Pero eso no fue todo. El dato más alarmante es que, en los últimos cuatro años, se prendieron fuego al menos diez colectivos pertenecientes al Grupo Plaza, cinco de ellos mientras transitaban nuestros barrios.

La seguidilla
El primer incendio ocurrió el 17 de diciembre de 2013, cuando un interno de la línea 143 quedó envuelto en llamas en Av. Chiclana al 2900, San Cristóbal.

Chiclana al 2900.

Según pudo constatar este periódico, en 2014 no se produjo ningún incendio, pero al año siguiente se registrarían dos casos: el 7 de julio, cuando se prendió fuego un 129 en la Autopista Buenos Aires-La Plata, y luego el 20 de agosto, en esta ocasión protagonizado por un 140 en Constituyentes y General Paz, límite compartido por Villa Urquiza, Saavedra y Villa Pueyrredon (Foto principal de la nota).

Autopista Buenos Aires-La Plata.

En 2016, por su parte, se incendiaron dos internos del 140 en un lapso de 24 horas y a tan sólo unas cuadras de distancia. Uno ocurrió el 26 de diciembre en Triunvirato y Monroe y el otro al día siguiente, en la parada de Olazábal y Álvarez Thomas.

Olazábal y Álvarez Thomas.

A partir de estos últimos dos siniestros, vendría lo peor: en lo que va de este año, se incineraron como mínimo cinco unidades del Grupo Plaza. Así se sucedieron los hechos:

-26 de enero: 133 en llamas en Olazábal y Triunvirato, Villa Urquiza.


-31 de marzo: 114 en Monroe y Tronador, entre Villa Urquiza y Coghlan.


-12 de marzo: 141 en Rivadavia y Nazca, Flores.


-21 de mayo: otro 141, esta vez en Puente La Noria, vértice suroeste de la Ciudad de Buenos Aires.


-19 de septiembre: un tercer 141 en Acoyte y Neuquén, Caballito.


Cambio de manos
Si bien en ninguno de estos casos se registraron heridos de gravedad, fue evidente la indiferencia de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, comandado por Guillermo Dietrich. Desde este periódico, en reiteradas ocasiones se intentó tomar contacto con esa dependencia estatal pero nunca hubo una respuesta concreta. Tampoco reaccionó el Grupo Plaza, nave insignia de los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, quienes fueron condenados por la Justicia en el marco de la Tragedia de Once.
Según informó el diario La Nación, en mayo de este año la familia estaba “a punto de vender” la compañía al empresario misionero Marcelo Zbikoski, dueño de la firma Don Casimiro, que opera casi la totalidad de las líneas del transporte urbano de la zona metropolitana de Posadas. Esta versión fue difundida un mes más tarde por el sitio local misionesonline.net y ratificada por el propio empresario en declaraciones radiales.
“Hicimos un acuerdo para administrar la empresa, porque no está muy bien administrada. Podremos acceder a conducirla por un lapso de tiempo. En una segunda instancia de negociación vamos a ver si podemos comprar una parte”, explicó a radio República Marcelo Zbikoski, quien precisó que el Grupo Plaza cuenta con alrededor de 600 unidades.
Se trata de una familia poderosa en el ámbito del transporte urbano, ya que sus hermanos Javier y Eduardo también son propietarios de La Nueva Metropol, que concesiona 21 líneas en Buenos Aires, y de La Nueva Chevallier, empresa de ómnibus de larga distancia.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/10/20171002_152206-150x150.jpg