El mosquito Aedes Aegypti es el transmisor del virus del Dengue, Zika y fiebre Chikungunya. Se lo puede reconocer fácilmente mediante sus características físicas: de aspecto gris y pequeño, presenta en su abdomen y patas rayas blancas. Tanto el macho como la hembra se alimentan de jugos vegetales; sin embargo, la hembra necesita sangre humana para poder poner sus huevos. El Aedes Aegypti se reproduce en recipientes que pueden acumular agua limpia y quieta y que se encuentran en cualquier vivienda: floreros, bebederos de mascotas, baldes, cacharros o neumáticos viejos.

En el ciclo de vida del mosquito, la hembra coloca sus huevos pegados a la pared interna de cualquier recipiente que contenga agua. Luego de dos o tres días de condiciones favorables de temperatura y humedad, nacen las larvas. Luego estas larvas se transforman en pupas. Después de 7 a 10 días emerge el mosquito adulto, hembra o macho, quienes realizan vida aérea. Este mosquito vive principalmente en el interior de las viviendas, pero también puede encontrarse en paredes exteriores y jardines. Si bien sus hábitos son diurnos: pica durante las primeras horas de la mañana y del atardecer, durante la noche, se oculta detrás de los muebles. De todas maneras se recomienda mantener las medidas de prevención durante todo el día.

Estas enfermedades, Dengue, Zika y fiebre Chikungunya, sólo se transmiten mediante la picadura del mosquito, más precisamente de la hembra, y no de persona a persona. El período de incubación (tiempo que media entre el ingreso del virus y la aparición de los primeros síntomas) varía de 3 a 15 días, con un promedio de 4-6 días. La enfermedad más conocida de las tres es el Dengue, que presenta los siguientes síntomas:

* Fiebre alta (sin resfrío)

* Dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones

* Vómitos y diarrea

* Cansancio

* Sangrado de nariz y encías

* Erupción en la piel

Ante la presencia de estos síntomas es importante concurrir al centro médico asistencial más cercano y no automedicarse. No hay vacuna ni tratamiento específico para estas tres enfermedades. Por ello, la atención médica está destinada a aliviar los síntomas y a evitar las complicaciones.

La mejor estrategia para controlar estas enfermedades es combatir al mosquito, por eso es importante eliminar todos los recipientes que se encuentran en el hogar y que puedan acumular agua donde el mosquito coloque sus larvas y se reproduzca. También puede evitarse su picadura instalando mosquiteros en ventanas y puertas, utilizando ropa con mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre, colocando espirales o tabletas repelentes en los domicilios y usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa adecuados a cada edad.

Si combatimos el mosquito, combatimos las enfermedades que él transmite.

Equipo de Salud
CeSAC N° 12

Hospital Pirovano

Olazábal 3960

Comentarios

Comentarios