Marcelo Tinelli lo invitó a cantar a su programa y quedó maravillado con su voz. Dueño de una combinación única de carisma y humildad, el prodigio tandilense de nueve años protagoniza el musical “El Botella” en la histórica sala de Villa Urquiza. Dice que quiere ser “cantante y futbolista” y asegura: “Me hubiese gustado conocer a Carlos Gardel y viajar con él”.

Por Pablo Riggio
priggio@periodicoelbarrio.com.ar

No existe fórmula química para generar empatía con el público. O “trascender la pantalla”, como se acostumbra decir en televisión. Pero si existiera, Enoc Girado cuenta con todos los elementos necesarios para crear un compuesto que llegue al corazón de quien lo escuche. Tiene la inocencia de un niño pero la madurez de una persona mucho mayor y la humildad de los grandes: como un adulto en envase pequeño. Se hizo conocido tras dejar perplejo a Marcelo Tinelli con su voz en ShowMatch y ahora es la figura principal de la obra teatral El Botella, que se puede ver los sábados y domingos a las 17 en el Teatro 25 de Mayo. Y sí, tiene 9 años.
“¿Después podemos ir a la plaza?”, le pregunta la pequeña gran estrella de Tandil a su madre, previendo el tiempo muerto del que dispondría desde que termina la entrevista con El Barrio hasta la hora del ensayo de su obra, dirigida por Diego Corán Oria y Jorge Soldera. Se pide una gaseosa en lata, que le llama la atención por su diseño alusivo a la Champions League de Europa, y come unos snacks, pero una vez que se enciende el grabador hace todo a un lado y responde con sumo respeto.

-¿Qué nos podés contar sobre tu personaje en la obra?
-Al igual que la obra, se llama El Botella. Tras la muerte de su abuelo va en busca de sus papás, a quienes no conoce, y pasa por diferentes aventuras hasta que lo meten preso. Estoy muy feliz porque soy el protagonista y con los otros actores, que tenemos más o menos la misma edad, nos hicimos amigos. Esta historia tiene un mensaje que dice que todo está mucho más cerca de lo que uno cree.

-¿Y vos aprendiste algo con esta obra?
-Sí, me enseñó a creer en todo: yo creo en Dios porque para el que cree, todo es posible. Mirá, siempre creí en Dios y ahora estoy haciendo una obra de teatro y soy el protagonista. Trabajan más de 70 personas ¡y hay 90 cambios de vestuario!

-Te conocimos por tu voz en el programa de Tinelli pero, ¿cómo te llevás con el baile?
-Soy de palo, ¡de madera! Pero me sale bien en la obra porque la coreógrafa, Agustina Seku Faillace, es muy buena, al igual que los directores y todo el grupo. El musical dura una hora y media y está buenísimo. Es para toda la familia, pero lo entienden mejor los chicos de seis años en adelante.

-Ya que te gusta mucho el tango, cerca del Teatro 25 de Mayo, en Saavedra, vivió el Polaco Goyeneche. Te muestro una foto de una pintada en su barrio con su imagen.
-(Mira con cara de asombro la foto en el celular) Wow… ¿En serio ahí vivía Goyeneche? Es uno de mis preferidos.

-Sí, durante muchos años… ¿Qué otros tangueros te gustan?
Pugliese, Troilo, Hugo del Carril, Rubén Juárez y Carlos Gardel. ¡Gardel era el mejor! Quisiera ser como él, cómo cantaba… Vivió poquito, llegó a los 45, pero recorrió todo el mundo cantando tango. Me encantaría hacer eso.

-¿Si tuvieses la posibilidad de conocer a uno de todos ellos, a cuál elegirías?
-A Gardel. Y me gustaría viajar un poco con él.

-Fuiste a cantar tango a lo de Tinelli como invitado especial. Sin embargo, te volvieron a llamar seis veces más. ¿Qué fue lo que pasó?
-No sé, fue tremendo. Me acuerdo que lo hacía matar de risa a Tinelli. Yo le hablaba por hablarle, no sabía que se iba a divertir tanto. Me decía que me llamaba Enoc con “k” pero es con “c”. Entonces yo le decía “estuviste muy cerca” y él se reía.

Enoc fue invitado a cantar tango al programa de Marcelo Tinelli. Debido a su carisma, el popular conductor lo volvió a convocar seis veces más.

-¿No te ponía nervioso estar en su programa, que lo mira tanta gente?
-No, me daba igual. Para mí era como si estuviese en mi casa, hablando con mi abuelo. Me divertía, nos hicimos amigos con Tinelli.

¿Volverías si te invitan?
-Si me invitan… Todavía no me llamaron. Capaz lo hagan cuando bailen tango.

El sueño del pibe
El pequeño tandilense, que está cursando el cuarto grado del colegio, descubrió su pasión por el canto no mucho tiempo después de aprender a hablar. Fue a los cinco años, en el cumpleaños de su abuelo, cuando le dedicó su milonga preferida: Si un día fuese cantor, de Horacio Guarany. Toda la familia aplaudió, sorprendida por su habilidad: “Al abuelo también le gustaba otro tango, El sueño del pibe, y se la canté. Es sobre fútbol, que es mi otra pasión: mi sueño es cantar el Himno Nacional en un partido de la Selección. Pero no en un partido cualquiera, sino en uno importante”.
De a poco Enoc empezó a ensayar y a demostrar sus habilidades en diferentes lugares de Tandil y en radios locales, hasta que quedó seleccionado en Argentiniños, el segmento de talentos de Tu mejor sábado, ciclo de Canal 9. Luego, el pequeño fanático de Boca, Carlos Tévez y Antoine Griezmann, fue a la emisora de noticias C5N y lo invitaron a participar de un concurso en Colombia. Su vida cambió radicalmente cuando lo convocaron a ShowMatch y, por supuesto, la de su familia también: “Para nosotros era muy loco venir a Buenos Aires, que nada que ver con Tandil. Allá es más tranquilo, más que nada en cuanto a la gente. Acá vamos caminando y ni bien mirás hay un choque, es terrible. En Tandil no pasa nada malo”.

-Después de tu paso por la televisión, ¿la gente te reconoce en Tandil?
-Sí, me dicen “che, ¿me puedo sacar una foto con vos?”. Yo les digo que sí, me encanta.

-¿Qué fue lo más increíble que te pasó desde que apareciste en televisión?
-Me pasó una cosa loca… Terminamos la obra, después venía El diario de Anna Frank y pasa caminando una actoraza (sic). El oficial de Policía no sabía quién era y le dijo “por acá no puede pasar, señora”. Y mi mamá le dice: “Señor, ¡es Norma Aleandro!”. El policía se quedó callado y ella me preguntó cómo me estaba yendo. Que Norma Aleandro, una re actora (sic), me pregunte cómo me está yendo en la primera obra que hago, fue demasiado. Era la primera vez que veía a alguien tan famosa. ¡Es una grosa!

-Cantás y ahora también bailás y actuás. ¿Qué es lo que más te gustaría hacer?
-Si se puede, futbolista. Pero es demasiado difícil. También me gusta mucho cantar. Creo que me encantaría cantar y ser futbolista. Lo que pasa es que tengo un problema: tenía torneo los sábados y domingos, pero también canto y hago teatro esos días. Entonces no sabía qué hacer, porque si hago canto, dejo fútbol y el teatro, o al revés… Así que a veces hago una cosa y a veces otra. Todo no se puede.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/08/Enoc-2-150x150.jpg