En la Ciudad se están llevando a cabo importantes intervenciones urbanas, como la construcción de túneles y la elevación de vías férreas, que mejorarán la calidad de vida de los vecinos. Sin embargo, hay problemas de menor envergadura que no son tenidos en cuenta y complican el diario vivir. Ilustramos con fotos de nuestros barrios.

Por Sergio Calandra
fiscal@periodicoelbarrio.com.ar
Twitter: @scalandra
Instagram: fiscaldelascalles

La Ciudad de Buenos Aires, en casi toda su extensión, es hoy en día un gran obrador a cielo abierto. Reparaciones de veredas (principalmente en avenidas, para instalar debajo de ellas la red propia de fibra óptica); viaductos recién terminados, por ejemplo los de la Avenida Balbín y la Avenida Nazca (que está a meses de ser inaugurado); la elevación de las vías férreas del Ferrocarril Mitre Ramal Tigre desde la calle Olleros hasta Núñez y del San Martín, desde Palermo hasta La Paternal, que implica también la demolición del puente de la Avenida Juan B. Justo en su cruce con la Av. Córdoba, son algunos ejemplos. Hace algunos años quizás era impensado que estas obras se pudieran llevar a cabo, por su envergadura, inversión y escala, además de la resistencia vecinal en algunos casos. Pero lo cierto es que, gracias a estas intervenciones, en breve podremos disfrutar de una mejor calidad de vida.

Contradicciones
En el caso de las veredas, los vecinos suelen argumentar que se cambian aquellas que no necesitan ser reparadas y en cambio otras que sí pedían a gritos su acondicionamiento, siguen rotas esperando una refacción. También se hacen a nuevo aceras cuando por ejemplo se está por demoler una propiedad para construir allí un edificio o en otras recién terminadas las empresas de servicios públicos deshacen todo otra vez.
Estas desinteligencias requieren una nueva inversión de dinero en materiales y mano de obra, sumado a las molestias para los vecinos, para dejarlas en las condiciones originales. Por otro lado, en muchas oportunidades la calidad de los trabajos realizados deja mucho que desear y resultan reparaciones defectuosas, por ejemplo con baldosas flojas que se despegan al poco tiempo de haber sido colocadas. También ante la supuesta falta de stock de baldosas, durante meses muchas aceras quedan intransitables tanto para los vecinos que viven en las propiedades involucradas como para todo aquel que camine entre los corralitos amarillos. En estas situaciones, la falta de coordinación y control es evidente.

En Álvarez Thomas y Blanco Encalada la vereda estuvo abandonada por la supuesta falta de materiales para poder terminar la tarea.

Pequeñas tareas inconclusas
Hay obras de reparación que, aunque parezcan insignificantes antes las grandes intervenciones urbanas, deben llevarse a cabo. Las fotos ilustran puntualmente a lo que nos referimos:

1) Rampas destrozadas, intransitables para cochecitos de bebé, sillas de ruedas y menos aún para personas con movilidad reducida o con alguna discapacidad (foto de portada).

2) Hierros que salen de la vereda. Pasan inadvertidos si el peatón va distraído, pero pueden provocar caídas o lastimaduras. Lo mismo ocurre con los bulones roscados que sobresalen del piso y nunca se les amuró pantalla publicitaria alguna, cartel o parada de colectivos o taxis.

Estos hierros que salen de la vereda pueden causar lastimaduras a los peatones distraídos.

3) Pozos y baches mal tapados en calles y avenidas de circulación rápida de tránsito. Quedan así durante semanas, con corralitos de madera para que no tomen por sorpresa a los conductores. Pero esas protecciones suelen caerse y los palos son pisados por los vehículos, por lo que el hundimiento queda nuevamente al descubierto.

Pozos mal tapados por las empresas de servicios públicos se hunden apenas son terminadas las obras, quedando así durante semanas.

4) Frentes de material de inmuebles que están rajados, con inclinación hacia la calle. Sus propietarios nunca se hicieron cargo de ponerlos en condiciones. Es el Gobierno de la Ciudad quien, ante el reclamo de otros vecinos, los amura y apuntala con grandes tocones de madera a 45 grados apoyados sobre la vereda. Pero estos elementos son muy peligrosos y obstruyen el paso del peatón.

Miller y Congreso: frente de inmueble rajado estacado con peligrosa inclinación hacia la calle.

5) Nuevos cestos de basura mal adheridos a los postes, que se caen y quedan abiertos y desarmados sobre la vereda. Generan suciedad y mal olor.

6) Falta de señales sonoras o lumínicas en los pasos a nivel ferroviarios. Casi ni se percibe que se aproxima el tren si el chofer no hace sonar la bocina para prevenir a los peatones. Esto se agrava en horarios nocturnos.

Las señales sonoras y/o lumínicas en pasos a nivel ferroviarios deben funcionar correctamente para notificar a los peatones por la llegada del tren.

7) Tapas de inspección de cloacas o de la red fluvial que están flojas. Son un peligro ante la circulación constante del tránsito. Los vehículos pueden romper su tren delantero. Además se suma el ruido molesto que provocan al impactar con las ruedas.

8) Veredas alrededor de paradas de transporte público que están en malas condiciones. En ese lugar ascienden y descienden cientos de usuarios por día: deben repararse cuanto antes.

Los alrededores de las paradas de transporte público se desgastan si no son mantenidos con periodicidad.

9) Veredas que fueron dañadas por empresas de servicios públicos. Nunca fueron reparadas con las mismas baldosas anteriores y ni siquiera rellenadas con cemento para emparejar su superficie.

Posibles juicios
Todos estos ejemplos son potenciales litigios que le pueden jugar en contra a la Ciudad en caso de que algún vecino tenga la desdicha de lastimarse o sufrir lesiones. Por eso debe ser prioritario proteger a los ciudadanos en la vía pública. Sin embargo, estas pequeñas obras parecen no ser tenidas en cuenta dentro de la agenda municipal como sí lo son las grandes intervenciones urbanas. Quizás a través de esta nota consigamos que estos reclamos sean escuchados y definitivamente solucionados.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/11/Fiscal-3-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.