Según estimaciones del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, la inauguración del paso bajo a nivel de Balbín será en mayo. Como en los de Congreso y Beiró, que en sus muros homenajean a Spinetta y Cerati respectivamente, el nuevo túnel rendirá tributo a dos emblemas de Saavedra: el Polaco Roberto Goyeneche y José María Gatica, el Mono.
A través de una encuesta promocionada en la cuenta de Twitter de Participación Ciudadana, el Gobierno porteño invita a los vecinos a elegir uno de los tres diseños sugeridos, que lucen retratos del cantor y el boxeador, acompañados por escenarios icónicos como el Luna Park y el Obelisco. Para votar, se debe ingresar al siguiente link: http://bit.ly/2ownlMK.

El cantor de Saavedra
El Polaco Goyeneche nació el 29 de enero de 1926 en Balbín y Superí, Coghlan, pero indiscutiblemente fue un símbolo de Saavedra. Una avenida del barrio lleva su nombre, hay una plaza temática en Goyeneche y Tamborini y su figura “vigila” el bulevar de Balbín y Deheza, frente al Parque Sarmiento.
Hincha fanático de Platense, también quedó inmortalizado en una tribuna del Estadio Ciudad de Vicente López. El autor de Naranjo en florAfichesDesencuentro y La última curda, entre otros tangos, falleció el 27 de agosto de 1994, a los 68 años.

Los diseños sugeridos por el Gobierno porteño para decorar los murales del túnel de Balbín.

Un mono suelto en el barrio
Nacido el 25 de mayo de 1925 en la ciudad de Villa Mercedes, Provincia de San Luis, José María Gatica fue un habitante fugaz de Saavedra. Casi con la finalización del barrio 1º de Marzo, hoy Presidente Roque Sáenz Peña, Eva Perón le otorgó una casa. Era la Nº 20, ubicada sobre la calle Galván, y allí se instaló con su familia. Una de sus costumbres era pasear por el barrio en su auto descapotado saludando con fervor a todos los vecinos.
Se subió al ring 94 veces y ganó 85, 72 de ellas por nocaut. Recordado por su rivalidad con Alfredo Esteban Prada, falleció trágicamente el 12 de noviembre de 1963, con apenas 38 años, luego de que lo atropellara un colectivo en Avellaneda. Su figura pasó a la eternidad con la interpretación de Edgardo Nieva en Gatica, el Mono, obra maestra de Leonardo Favio.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/03/Balbín-150x150.png

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.