El canillita y dirigente del Partido Solidario apoyó la resolución judicial que suspendió la construcción del viaducto de Saavedra. Hace hincapié en el impacto ambiental de la obra y alerta sobre posibles inundaciones. “Ya hubo seis muertos que enlutaron a todo el barrio”, recuerda. Además, dice que el Gobierno porteño prioriza la circulación vehicular y asegura que el cierre de la avenida afectaría la zona comercial.

Por Tomás Labrit
tlabrit@periodicoelbarrio.com.ar

El jueves 1 de septiembre, apenas un día después del inicio de las obras, el juez Roberto Gallardo hizo lugar a un recurso de queja presentado por los vecinos y ordenó suspender la construcción del túnel de la Av. Ricardo Balbín. Inmediatamente, el Gobierno porteño apeló la resolución y ahora la Cámara deberá decidir cuál será el futuro de un viaducto que genera polémica entre los habitantes de la zona.
Para profundizar sobre este tema, El Barrio conversó con José Olivo, canillita del kiosco de diarios de Balbín y Acha y dirigente del Partido Solidario, quien fue uno de los vecinos que recurrió a la Justicia para detener las obras en Saavedra.

-¿El rechazo al túnel de Balbín tiene que ver con lo ambiental o comercial?
-Con lo ambiental, que viene de la mano de lo hidráulico. Si imaginamos una posible inundación, la barrera es el único paso para poder entrar de Tronador hacia Holmberg. El que vivió las inundaciones en Saavedra del 85 y 2013 sabe que el único lugar por el que podíamos transitar era por arriba de las vías. Es el punto más alto del barrio, ¿cómo vamos a poner en riesgo eso? Hay que priorizar la vida de los vecinos de la Ciudad, es el valor principal. Hubo seis muertes que enlutaron a todo el barrio. No vale la pena volver a correr el riesgo, porque ya pasó. ¿Vamos a esperar que suceda de vuelta?

-¿Qué creés que está buscando el Gobierno porteño con la construcción del túnel?
-Busca agilizar el tránsito. Ahora, la gran discusión es: ¿queremos una Ciudad para vecinos o para que circulen los autos? Se tendrían que compatibilizar los dos temas, porque es muy fácil para aquel que no vive en el barrio. También tendríamos que discutir cuál es el tiempo de demora con y sin el túnel. La frecuencia de este ferrocarril es de 27 minutos, entonces a la hora de tomar la decisión hay que evaluar eso también. Creemos que es fundamental mantener la esencia del barrio y no hablo en tono nostálgico. La construcción del túnel significaría cambiar una zona del barrio en donde se está priorizando el paso rápido de vehículos por sobre la circulación de los vecinos. Saavedra es un barrio de gente grande y se les va a dificultar caminar por la avenida. Estamos dejando de lado a los vecinos, porque el túnel prioriza la circulación vehicular.

-¿Creés que afectaría a la zona comercial del barrio?
-Cuando se puso el vallado, que estuvo sólo dos días, murió la avenida por completo. Estaba todo vacío, hasta Coto… No estamos hablando sin sentido, es una realidad. Con el vallado, la gente se dio cuenta de lo que iba a suceder. El centro comercial se destruye por la construcción del túnel. Y lo digo abstrayéndome, porque personalmente no me afecta absolutamente en nada.

-Eso te iba a preguntar, porque tu kiosco de diarios está en Balbín y Acha. Te pueden achacar que te oponés al túnel por ese motivo.
-En absoluto, a mí no me afecta. Estoy siendo solidario con los vecinos del barrio que no quieren la construcción del túnel.

-En caso de que la Justicia apruebe el inicio de las obras, ¿con qué herramienta legal contarían para volver a frenar la construcción?
-Primero que hagan las obras y después hablamos. Están todas las otras razones subyacentes que siguen en pie. Sabemos que los túneles en días de lluvia se inundan, porque funcionan como un reservorio natural. Ahí está centrado el problema por el cual venimos peleando. El tema de las inundaciones nos caló muy hondo y duele.

-Los vecinos que están a favor del túnel argumentan que los viaductos que se construyeron en Congreso y Constituyentes resultaron positivos. ¿Te parece un razonamiento acertado?
-Me gustaría hablar con los vecinos que viven en esas zonas, porque es muy fácil decir que sirve cuando solamente pasás por ahí. El de Constituyentes está bárbaro, es lógico, pero me gustaría saber el grado de afectación que tienen los vecinos: el impacto sonoro, el monóxido de carbono y todo lo que implica el túnel. Quizás estamos equivocados nosotros, pero desde afuera es muy fácil opinar.

-¿Qué alternativa proponen?
-Nos gustaría que arreglen y mantengan el paso a nivel, que está muy deteriorado. Eso hace que la gente se enoje porque tiene que pasar despacio y se formen embotellamientos a la mañana. Hay que ponerlo en buen estado.

-¿Pudieron exponer su punto de vista ante las autoridades porteñas?
-En la última reunión de Rodríguez Larreta en Saavedra se acordó una reunión con la Dirección de Hidráulica de la Ciudad, pero todavía la estamos esperando.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/Jose-Olivo-2-150x150.jpg