En la Escuela Interdisciplinaria N° 16, de Villa Pueyrredon, funciona una “Juegoteca”. Es un aula especialmente acondicionada para que alumnos de los niveles inicial y primario puedan desarrollarse a través de la realización de actividades lúdicas. El espacio, propiciado por la comunidad escolar y con el apoyo del Ministerio de Educación, recibió una importante donación del Rotary Club de Villa Devoto Norte.

La Escuela Integral Interdisciplinaria Nº 16 de la Ciudad de Buenos Aires es un establecimiento de gestión pública que, con el aporte de docentes integradores y el apoyo pedagógico, brinda sus servicios a alumnos de escuelas comunes del Nivel Inicial y Primario del Distrito Escolar 16 (Villa Pueyrredon) que requieran atención especializada en la alfabetización básica de la lectura y la escritura, como así también en la integración emocional a los grupos de pertenencia. “Este servicio puede ser permanente o temporario, según las necesidades detectadas en forma personal”, explican desde el establecimiento, ubicado en Av. Mosconi 2641.

Actividades lúdicas
Con ese fin, la escuela organizó un espacio de actividades lúdicas para desarrollar la subjetividad mediante el aprendizaje de estrategias de comprensión de las situaciones de juego, la exploración de la propia creatividad y el uso del lenguaje para expresar emociones y poder resolver esas situaciones. “Las actividades favorecen la posibilidad de los alumnos de ser reconocidos en sus aprendizajes, lograr una sonrisa a través del juego y, de ese modo, poder proyectarse en la vida”, destacan.
Si bien antes de 2016 la escuela contaba con algunos juegos y juguetes que circulaban por las aulas, a raíz de las necesidades crecientes de los alumnos de “aprender a jugar y jugar para aprender”, la conducción de la institución y los docentes reorganizaron espacios escolares y acondicionaron un aula donde establecieron una “Juegoteca” que pudiese alojarlos y brindarles las condiciones necesarias para desplegar las actividades.
Con el esfuerzo de la comunidad escolar, a través de la Asociación Cooperadora se adquirieron materiales y se recibieron donaciones de las familias. Además, en 2015 el Ministerio de Educación de la Nación envió un set de juegos y juguetes completo y en 2018, con la intervención del Rotary Club de Villa Devoto Norte -ya involucrado en el proyecto-, el mencionado ministerio donó más libros y materiales didácticos.

La «Juegoteca» recibió una importante donación del Rotary Club de Villa Devoto Norte.

Donación del Rotary
“Los socios del club, conjuntamente con las integrantes de su Rueda Interna, evaluamos que era necesario propiciar el fortalecimiento del Programa Institucional, ya que se disponía de recursos limitados considerando el incremento de las demandas educativas específicas de la institución, emergente de las condiciones sociales reinantes en nuestra sociedad en las últimas décadas”, cuenta Roberto Kohn, actual presidente de la entidad.
Con ese propósito, diseñaron un cronograma que permitiera acercar al establecimiento un nutrido volumen de materiales consensuado con las autoridades y el personal docente. Se inició en el mes abril y finalizó con la entrega de un moderno y actualizado equipo de computación, en un encuentro realizado en la escuela el pasado 24 de setiembre. La donación incluyó un importante aporte de bienes tales como mobiliario (mesas, sillas y anaqueles), equipamiento (equipo de computación y audio) y material especializado para la “Juegoteca” (juegos didácticos, disfraces, juegos colectivos y trazados lúdicos de piso) y para la Biblioteca (libros y materiales didácticos).
Al respecto, una de las maestras de Apoyo Pedagógico agradeció la solidaridad y afirmó: “Entendemos al juego como una actividad fundamental de la infancia donde se establecen vínculos y se descubren capacidades e intereses. En este sentido, la implementación de este proyecto cobra relevancia en nuestra institución escolar ya que pensamos a este espacio para posibilitar una mirada integral de los niños contribuyendo a su desarrollo saludable. Además, lo consideramos una propuesta tendiente a superar las dificultades que presentan algunos alumnos para desplegar su capacidad lúdica de manera espontánea y para vincularse con otros. Al mismo tiempo, creemos que tenderá a promover el acercamiento de las familias entre sí y con la escuela”.
Para concluir, el presidente del Rotary afirmó: “La misión de nuestro club es brindar servicio a los demás, promover la integridad y fomentar la comprensión. A tal efecto, tendemos puentes entre las necesidades y estrategias de solución, a través de las actividades de gestión y compañerismo entre nuestros líderes empresariales, profesionales y cívicos y la comunidad”.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2019/11/Juegoteca-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.