El Tribunal Superior de la Ciudad desestimó irregularidades en el proceso de aprobación de los planos y, en consecuencia, se podrán terminar de construir las dos torres que rodean a la centenaria casona. Emplazado en la esquina de Balbín y Roosevelt, barrio de Coghlan, el emprendimiento está paralizado desde el año 2016 por un amparo presentado por el ex legislador porteño Gustavo Vera.

Por decisión mayoritaria de sus integrantes, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de Buenos Aires autorizó la reanudación de las obras en el emprendimiento inmobiliario Palacio Roccatagliata, emplazado en la esquina de Av. Balbín y Roosevelt, barrio de Coghlan. «Quedó ratificado que los planos estuvieron bien aprobados y que no hubo ningún tipo de irregularidad en el proceso de autorización de la obra», destaca Juan Carlos Fernández, uno de los damnificados, que era propietario del predio donde se levantó el edificio y lo permutó por algunos departamentos.
De acuerdo con este fallo, dictado el miércoles de la semana pasada, se podrán terminar de construir las dos torres contempladas en el plano original, una de 28 pisos y otra de 13, que rodean a la centenaria casona. Lo trabajos están paralizados por la Justicia desde el año 2016, tras un amparo presentado por el ex legislador porteño Gustavo Vera, que había denunciado irregularidades.
«La empresa constructora original se fue a la quiebra por esta demora de casi tres años y ahora los desarrolladores están comenzando a cotizar la continuidad de la obra con otra constructora y otros proveedores», informa Fernández, ingeniero de profesión y Director de Natal Inversiones. Según su estimación, las tareas se reanudarían «a principios de febrero de 2020, por el efecto de las vacaciones del gremio de la construcción», sumado a que «el proceso administrativo de la Justicia de la Ciudad es un poco burocrático y el expediente tendrá que bajar a primera instancia para la revalidación de los planos -hoy está suspendida su validez- y luego pasar al Ministerio de Desarrollo Urbano para los controles técnicos de rutina».
Fernández lamenta «estas anomalías generadas por amparos irresponsables y absurdos, que derivaron en un larguísimo proceso judicial»  y concluye con entusiasmo: «Hoy hay 270 compradores de departamentos y varios cientos de vecinos que están festejando la continuidad de la obra».

El emprendimiento inmobiliario Palacio Roccatagliata está frenado desde 2016.

Marchas y contramarchas judiciales
Desde que se anunció el proyecto, allá por el año 2011, este emprendimiento inmobiliario fue motivo de conflicto y polémica. Un grupo de vecinos consideraba desproporcionada su dimensión de acuerdo a la zonificación del área y además temía por el futuro del centenario Palacio Roccatagliata, que sería restaurado e incorporado como parte de los amenities del complejo. Tal como informamos en marzo pasado, los planos iniciales indicaban que la obra debía ser entregada a los compradores a fines del 2018, pero desde hace tres años está paralizada. Hasta el momento se estima que está construida en un 40 por ciento del total y que, de las 350 unidades, ya se vendieron unas 270.
El proyecto fue suspendido en noviembre de 2016 por un fallo del juez Osvaldo Otheguy, quien consideró que la construcción violaba el Código de Planeamiento Urbano y no se realizó el estudio de impacto ambiental obligatorio con audiencia pública. Además, el magistrado cuestionó el “amplio margen de discrecionalidad” del Gobierno de la Ciudad al autorizar la obra, en abril de 2014, cuando en realidad se trataba de una facultad de la Legislatura porteña.
Como se mencionó anteriormente, esta decisión judicial fue adoptada tras un recurso de amparo presentado por el titular de La Alameda, Gustavo Vera, quien denunció que el complejo excedía los metros cuadrados permitidos y también sobrepasaba la altura. Los desarrolladores del proyecto (Palacio Roccatagliata S.A.) y el Gobierno de la Ciudad apelaron este fallo, pero la Sala II de la Cámara de Apelaciones lo ratificó por unanimidad un año más tarde, en octubre del 2017. “Los habitantes no sólo tienen el derecho a un ambiente saludable y sostenible, sino también el deber de preservarlo y defenderlo”, fundamentaron los jueces Hugo ZuletaGabriela Seijas y Esteban Centanaro.
El 26 de octubre de 2018 el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad revocó esta sentencia y rechazó la demanda de nulidad de la obra, pero la defensa de Vera presentó un nuevo recurso extraordinario para que el caso sea tratado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ahora el Tribunal decidió desestimarlo y autorizar la reanudación de la construcción conforme a los planos iniciales.

El centenario Palacio Roccatagliata se encuentra en el centro del complejo edilicio.

Sobre la casona
El Palacio Roccatagliata, protagonista secundario de este largo conflicto, se erigió en el año 1900 por pedido de Juan Roccatagliata, aunque se desconoce quién fue su autor. El dueño de la conocida Confitería del Molino decidió construirlo como quinta de veraneo, al tratarse de una zona alejada del centro porteño, pero luego derivó en vivienda permanente.
A lo largo de su historia, la villa debió pasar por distintos avatares poco felices, que la llevaron a un estado de abandono total. Desde los años 80 hasta la década pasada funcionó en el predio una estación de GNC, que usaba al edificio como minimercado y bar. Una vez finalizada la concesión, en 2010, se desconocía cuál sería el destino que tendría el lugar, hasta que salió a la luz este proyecto inmobiliario.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2019/02/Roccatagliata-1-1-150x150.jpg

2 Respuestas

  1. Esteban

    Que buena noticia!!! Ojalá Vera y ese grupo de irresponsables paguen por lo que hicieron. El edificio se va a hacer !!! a comerlaaaaaa

    Responder
  2. Emilio

    ¡Por fín! Ya era hora… Una vergüenza dejar semejante obra abandonada. Ojalá que lo finalicen cuanto antes, que revalorice la zona, que le de vida, iluminación, seguridad. ¡Basta de suciedad y cartoneros!. ¡La construcción es empleo digno!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.