Conformada por 13 jóvenes músicos, esta banda se fundó hace dos años con el objetivo de revalorizar y difundir el estilo que marcaron los exponentes del género, como Aníbal Troilo y Osvaldo Pugliese. Se reúnen periódicamente en el Círculo Urquiza y actualmente están grabando su primer disco. Proyectan una gira por el interior y sueñan con tocar en los clubes del barrio.

A contramarcha de los géneros musicales que actualmente se imponen entre los jóvenes, entre ellos el reggaetón, la cumbia y el electro, un grupo de músicos de entre 25 y 30 años se juntó con el fin de transmitir el estilo que marcaron los grandes próceres del tango. Así nació, hace dos años, la Orquesta Típica Villa Urquiza, integrada por cuatro bandoneones, cuatro violines, un piano, un contrabajo, un chelo y una viola, además de un cantor. Su punto de encuentro es el Círculo General Urquiza, donde se reúnen a ensayar y a tocar los temas de las orquestas de Osvaldo Pugliese y Aníbal Troilo, este último con una impronta fuertemente milonguera.
“Nos juntamos con un par de amigos del conservatorio para formar una orquesta y así aprender a tocar. Algunos ya venían con un poco de experiencia y fuimos buscando un equilibrio entre los que tenían más y menos conocimientos. Formar una orquesta grande es un desafío que hacemos a pulmón”, cuenta Maximiliano Mango, el mayor del grupo y fundador de la banda, quien se graduó en el conservatorio Manuel de Falla.
Asiduamente, el conjunto realiza presentaciones en circuitos de milonga. El último show lo brindó en diciembre pasado, en un club ubicado en Almagro, pero está pendiente desplegar su música en Villa Urquiza, donde viven algunos integrantes del grupo. “Nos debemos tocar en el barrio, por ejemplo en el Sunderland Club. La idea es darle a la orquesta una identidad barrial”, comenta Mango.


Recién en marzo retomarán los shows, ya que los dos primeros meses del año los dedicarán a la grabación de su primer material discográfico, solventado íntegramente con lo recaudado en las presentaciones. “Lo hacemos por amor al tango, porque es difícil generar un nivel de ingresos como para poder vivir de esto”, agrega.
Su deseo es que el disco sea el primer paso para volver a valorizar el estilo y así generar un efecto contagio entre los jóvenes. Para más adelante tienen propuestas para hacer una gira por el interior y proyectan organizar talleres con el objetivo de transmitir los valores del tango. “Me llamó mucho la atención el nivel de los músicos para abordar un género tan difícil. Todos los que sumaron a la orquesta se comprometieron desde el primer día. Se ve que había una necesidad de tocar estos estilos”, dice Mango, quien expresa la intención de la banda de sumar bailarines y, de esa manera, poder armar una milonga en el barrio.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/Banda-1-1-150x150.jpg