A dos años de haber asumido como Directora General del Teatro Colón, recibió con amabilidad a este periódico junto a otros medios zonales de la Comuna 12. Ex titular del Centro Cultural San Martín, del cual dependía el Teatro 25 de Mayo, evoca con cariño sus años al frente de la sala de Triunvirato 4444: “Fue un desafío precioso”.

-Está cumpliendo dos años como Directora General del Teatro Colón. ¿Cuál es su balance?
-Fueron dos años muy intensos. Como sucede en todo organismo al que uno recién llega, hay que tomarse un tiempo para hacer un buen diagnóstico. Desde comienzos de 2017 hemos moldeado la gestión con un claro objetivo: abrir las puertas del Colón, salir a buscar al público y llegar a la mayor cantidad de vecinos para invitarlos a que vengan.

-¿Cómo encontró al teatro cuando llegó?
-Precioso. Junto con La Scala de Milán, El Covent Garden de Londres, La Ópera de París y El Bolshói de Moscú, es uno de los cinco teatros más importantes del mundo. No sé por qué motivo, pero a los que más nos cuesta aceptar esa realidad es a los argentinos. Además de ser un teatro maravilloso e histórico, es un teatro fábrica: produce todo lo que necesita en el escenario. Es una joya que tenemos los argentinos y los latinoamericanos, porque no hay otros teatros de estas características en la región y por suerte goza de muy buena salud.

-Estructuralmente, el Colón es una pequeña ciudad. ¿Cómo es su administración?
-Tengo un estilo de gestión que he aplicado en todos los lugares en los que he trabajado, que es, por un lado, el trabajo en equipo y, por el otro, la escucha permanente. Esta es una estructura muy grande pero con un sistema organizativo lo suficientemente fuerte como para tener una inercia propia. El teatro es autárquico, pero su jefe inmediato es el Jefe de Gobierno. Es como si fuese un ministerio, aunque no tenga el mismo rango. Tiene una peculiaridad: es un organismo que vive en dólares, euros y libras esterlinas. El área de administración tiene especialistas en contratos que trabajan en distintos idiomas porque tienen que hablar con teatros y artistas extranjeros. La otra particularidad del Colón es que puede generar sus propios recursos para solventar la temporada artística.

-¿Los alquileres entran en ese esquema?
-Así es. Este tipo de teatros son muy caros, entre otras cosas porque contratamos artistas que son muy caros. También el mantenimiento, el funcionamiento del edificio y la producción en el escenario son muy costosos, porque se hace con calidad, detalle y materiales carísimos. El Gobierno de la Ciudad, como en todos los teatros del mundo que pertenecen al ámbito público, garantiza los gastos básicos, como los salarios, pero la acción que desarrolla el teatro genera sus propias herramientas. El principal ingreso del Colón es la venta de entradas y el segundo la recaudación por visitas guiadas. Es el segundo atractivo turístico de la Ciudad, después de la cancha de Boca. El tercer ingreso son los alquileres. Desde el día que nació, en 1908, el Colón se alquiló para fiestas, eventos artísticos y bailes de Carnaval. Y seguimos haciendo lo mismo: es mucha plata. El detalle que cuidamos es que no afecte el normal desempeño de la temporada o las necesidades propias del teatro.

Junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, María Victoria Alcaraz presentó, en diciembre pasado, la programación 2018 del Teatro Colón.

-Para el común de los vecinos, el Colón es un lugar exclusivo, reservado para una elite. ¿Se puede cambiar esa percepción?
-Nuestro gran desafío es contar a los vecinos de la Ciudad que este tipo de propuestas artísticas nacieron como expresiones populares. La música, la danza, el ballet y la ópera son expresiones tan populares como cualquier otra, la cuestión es cómo y cuándo uno accede a ello. El Teatro Colón es como un palacio, impone distancia, y durante mucho tiempo puede ser que haya habido un malentendido con los vecinos de la Ciudad. Lo que queremos hacer es que este mausoleo, que tiene 60 puertitas alrededor que parecen cerradas, se abra simbólicamente para salir a buscar a los vecinos.

-¿Cómo se atraen nuevos públicos?
-No hay que hablarle a la masa, sino a cada uno de los públicos. A los niños, para que vengan con las escuelas y sus papás; a los jóvenes, para quienes lanzamos unos abonos nuevos más accesibles; al público tradicional, que viene siempre; y al público sensibilizado, que le gustaría venir pero por algún motivo no lo hace. Tenemos ciclos con entrada gratuita y transmisiones en vivo en la pantalla de la Plaza Vaticano. También trabajamos a través de las redes sociales, tenemos programas en el Canal de la Ciudad y en Radio Ciudad y hacemos retransmisiones por streaming a través de la página web del teatro. Estamos utilizando herramientas de gestión del siglo veintiuno para atraer nuevos públicos a propuestas artísticas de los siglos dieciocho, diecinueve y veinte. El Colón también sale a los barrios, a los lugares que técnicamente pueden albergar nuestras propuestas, y además hemos organizado giras al interior.

-¿Se pueden llevar producciones del Colón al Teatro 25 de Mayo, de Villa Urquiza? Usted estuvo a cargo de esa sala cuando condujo el Centro Cultural San Martín.
-En el 25 de Mayo hemos hecho producciones y vamos a seguir haciendo. Lo que hay que tener en cuenta es el tamaño del escenario. Generalmente va la ópera de cámara, que es una propuesta más pequeña pero de excelente calidad.

-En noviembre pasado se cumplieron diez años de la reinauguración del “Petit Colón”. ¿Cómo recuerda sus años allí?
-Tengo mi corazoncito en Villa Urquiza y en el 25 de Mayo. No llegué exactamente cuando reabrió sino un poquito más tarde, cuando la Ciudad decidió que el teatro dependiera del Centro Cultural San Martín. Fue un desafío precioso. Villa Urquiza tiene algo en su formato urbano que siempre me llamó la atención. A diferencia de otros barrios como Flores, que con lógica de pueblo tiene una plaza central, en Villa Urquiza nos resultaba difícil detectar un centro. Nos propusimos que el 25 de Mayo fuera el lugar de encuentro de los vecinos de Villa Urquiza. Y lo logramos.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/01/Maria-Victoria-Alcaraz-150x150.jpg