Su trayectoria como DT se forjó casi íntegra en el fútbol de la C y la B, pero sobresalió en esas duras categorías por pregonar un estilo de juego ofensivo y vistoso. Fue campeón con Excursionistas y Barracas Central, llegando a 10 triunfos consecutivos en ambos clubes. Vecino de Parque Chas, acaba de asumir en Yupanqui, penúltimo equipo de la 1º D.

Por Marcelo Benini
mbenini@periodicoelbarrio.com.ar

A Néstor Rapa (1960) no le gusta perder ni al truco. Pero jamás traicionará sus convicciones ni recurrirá a la trampa como recurso con tal de ganar. Cuando transitaba su última temporada como futbolista, un hecho lo decidiría a ser DT. “No podía creer que la gente festejara el desempeño de Argentina en el Mundial 90. Fue la peor selección que vi en mi vida. Jugó siete partidos y ganó solamente dos: a Rusia, que lo robaron, y a Brasil, que el primer tiempo mereció ganar 4 a 0. Fue una cosa espantosa. Bilardo estuvo a diez minutos de no clasificar al Mundial 86, pero en la historia quedará como el Gran DT”, se sigue indignando Rapa décadas más tarde, mientras revuelve un café con leche en Pindal.
Vecino durante 40 años de Villa Urquiza, Rapa nació en Altolaguirre entre Blanco Encalada y Monroe. Cuando se casó se fue a vivir a Parque Chas y hace siete años fijó residencia en Ballivian entre Avalos y Bauness. “Estudié en el Colegio Sagrada Familia desde primer grado hasta tercer año, cuando me echaron -cuenta el entrenador-. No me llevaba una materia, pero siempre fui peleador. Un amigo se quedó calvo a los 12 años y lo cargaban hasta los profesores. Yo me agarraba a trompadas a cada rato para defenderlo, ¿sabés cómo saltaba? Los curas le explicaron a mis viejos: Su hijo discute mucho porque no le gustan las injusticias. Al día de hoy no puedo cambiar esa forma de ser”.
Desde las divisiones menores de Almagro Rapa trepó a la Primera, donde se destacó como marcador de punta izquierdo. También pasó por Comunicaciones, Excursionistas y Berazategui. Se retiró a los 31 años ya recibido de abogado, aunque no llegaría a ejercer demasiado el Derecho. Al poco tiempo se calzó el buzo de DT con la premisa de hacer todo lo contrario de Bilardo, a quien llegó a definir como una “lacra del fútbol”.

-Sos un personaje atípico en el fútbol del ascenso, donde no abundan los líricos.
-He tenido la suerte de dirigir equipos que salieron campeones, como Excursionistas y Barracas Central. En 2001 le quitaron 21 puntos a Excursionistas, cuando íbamos primeros. Ganamos 10 partidos seguidos. Al año siguiente salimos campeones. Esa campaña fue una cosa de locos: ganábamos 4 a 1, 5 a 2, jugábamos al fútbol. Decían que lo único que me interesaba era el arco de enfrente. Si mi equipo generó diez situaciones de gol y mi rival dos, me voy conforme aunque perdamos. Luego igualé ese record en Barracas Central y salí campeón, cuando Claudio Tapia era presidente. Estuve casi tres años con él en la C.

-¿El fútbol argentino es más difícil que el europeo?
-Sí, es muchísimo más complicado hacer goles acá, por eso a Messi le cuesta tanto cuando juega con la selección. En Sudamérica se marca y se presiona. Higuaín e Icardi se cansan de hacer goles en Europa, pero cuando vienen a jugar acá no la tocan. Una vez me hicieron una nota en Radio Rivadavia y me preguntaron sobre el Barcelona. Les dije que si jugaba el torneo argentino no iba a estar mucho más arriba de la mitad de la tabla. Se armó una gran polémica. Ahora no soy el único que opina eso. En Argentina el fútbol es mucho más exigente. Para que te llamen a la selección tenés que hacer goles en Europa, pero para mí Pratto es uno de los mejores 9 que hay. Generalmente me trajeron problemas las declaraciones, porque no me escondo. Hace muchos años preguntaba si estaban esperando que muriera un jugador para poner protección en los paredones perimetrales de las canchas. Lamentablemente se cumplió mi pronóstico. Yo criticaba mucho a los dirigentes en ese aspecto y eso me ha traído muchos problemas. A veces me traiciona el temperamento.

-¿Cómo calificarías al entorno del fútbol?
-Careta, corrupto y muy difícil para la gente que va por la derecha de la vida. Hay traición en el ambiente, técnicos que llaman a los clubes mientras un colega trabaja. Yo no transo con nada, sólo cobro por dirigir. Nadie me arma el equipo y si muero, muero con la mía.

-¿Conocés a Caruso Lombardi, vecino del barrio?
-Con Ricardo nos conocemos desde los ocho años, su padre era hincha de Almagro y amigo de mi viejo. Siendo chico dormí en la casa de él. Lo respeto porque sabe de fútbol, pero somos el día y la noche.

-Aun hoy existe la grieta en el fútbol. Menotti vs Bilardo…
-Sí, pero hay una camada de técnicos nuevos, jóvenes, que tienen propuestas ofensivas. Hoy la mayoría de los técnicos pregonan ese fútbol.

-Conociste a Claudio Tapa, el nuevo presidente de la AFA, cuando dirigiste Barracas Central. ¿Cómo lo definirías?
-Por Chiqui Tapia pongo las manos en el fuego. Es una persona honesta, que no se llevará un centavo de la AFA. En Barracas Central hizo un gran trabajo, no sólo en el fútbol sino en lo social. No necesitaba firmar nada con él, de palabra me cumplía todo. Está haciendo muy bien las cosas, por ejemplo reclamarles a los clubes que regularicen sus deudas.

-Cuando en 2014 te fuiste de Almagro dijiste que te iba a costar volver a dirigir…
-Sentía que había pasado de moda. No creo que muchos técnicos tengan la suerte de haber salido campeones dos veces, casi tres si no me hubieran sacado los 21 puntos en aquella campaña de Excursionistas. En el ambiente del ascenso soy una persona respetada, saben que no traiciono mi idea futbolística y que tengo un carácter duro. Sin embargo, mantengo una relación excelente con todos los planteles.

-Asumiste hace poco como DT de Yupanqui, penúltimo equipo en las posiciones de la Primera D. Es como empezar de cero en tu carrera. ¿Qué es lo que te motiva?
-Estaba desesperado por dirigir. Para mí, el ascenso es como el paraíso. Si por televisión están transmitiendo a la misma hora Barcelona-Real Madrid y Victoriano Arenas-Yupanqui, no lo dudo: elijo ver este último partido.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/02/Rapa-150x150.jpg