Recibirá cartitas y se sacará fotos con los chicos en la vereda de Pindal (Triunvirato y Monroe) el domingo 23 de diciembre de 20 a 22. La iniciativa del restaurante, que en 2019 cumplirá 25 años, va a en línea con su intención de destacar esta esquina emblemática del barrio. Este año también decoró su fachada por el Mundial de Rusia y la fiesta de Halloween.

Antes de salir a recorrer el mundo para entregar los regalos de Navidad, Papá Noel vendrá a Villa Urquiza. Estará en la esquina de Triunvirato y Monroe, sobre la vereda de Pindal, el domingo 23 de diciembre de 20 a 22. Los chicos del barrio podrán acercarse a saludarlo y sacarse una foto sin costo alguno. Él recibirá las cartitas y les deseará a todas las familias una Feliz Nochebuena.

Restaurante temático
Ya son un clásico de Villa Urquiza las decoraciones de Pindal para celebrar diferentes acontecimientos a lo largo del año. Por ejemplo, a tono con el Mundial de Rusia 2018, en junio colocó en su fachada un retrato de Lionel Messi junto a la bandera Argentina y en octubre acondicionó todo el local con fantasmas y calaveras para festejar Halloween. Además, son conocidas las intervenciones artísticas en ocasión de la Navidad, Pascuas y San Valentín, entre otras fechas destacadas.

Pindal recibirá a Papá Noel en vísperas de la Navidad.

Rumbo al 25º aniversario
Hace tres décadas, todo aquel que circulaba por Monroe y quería tomar Triunvirato se topaba con un gran terreno baldío. Esta imagen fue durante años la triste bienvenida al corazón del barrio. Recién en 1994 la esquina recobró la jerarquía perdida con la llegada de Pindal. Este restaurante no sólo revivió un solar histórico, donde antes había funcionado el Café Costa Rica, sino que también marcó el puntapié del crecimiento comercial de la avenida.
Su nombre alude a una cueva prehistórica -ubicada al norte de España- repleta de pinturas rupestres. Durante los primeros años, el local apuntó a funcionar como pizzería y cafetería, pero desde 2007 los nuevos dueños decidieron reformularlo con una estética y gastronomía diferentes. Hoy cuenta con cocina gourmet, elabora productos caseros con marcas de primera línea y ofrece una amplia carta de pescados frescos, mariscos y pastas. Además, a lo largo de estos 24 años de existencia, supo construir una clientela diversa: desde familias con hijos pequeños -que tienen su sector exclusivo de juegos- hasta parejas y adultos mayores. La llegada del subte impulsó aún más el éxito de Pindal, que ya es un punto de referencia indiscutido de Villa Urquiza.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/12/Papá-Noel-2-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.