Es el predio donde los alumnos del colegio de Tronador 2861 realizan sus clases de educación física. Está en muy mal estado desde hace tiempo y los propios padres se encargan de mantenerlo. Tras años de reclamos, el Gobierno porteño presentó un proyecto de puesta en valor que despertó dudas entre la comunidad educativa. “Tememos que el terreno sea privatizado”, dicen.

¿Qué pasará con el “campito deportivo de Holmberg”? Eso es lo que se preguntan autoridades, alumnos, padres y madres de la Escuela Nº 15 Distrito Escolar 15 “Manuel Acevedo”, luego del proyecto de puesta en valor presentado por el Gobierno porteño en junio pasado. El predio en cuestión, emplazado en la calle Holmberg al 2800, fue cedido por la Municipalidad de Buenos Aires al establecimiento de Tronador 2861 en 1985, por medio de una ordenanza, para ser utilizado como polideportivo.
Hace años que está en muy mal estado y de su limpieza y mantenimiento se encargan los propios padres de la cooperadora de la escuela. Pero necesita con urgencia de obras estructurales que la comunidad educativa no puede encarar ni solventar. En este sentido, el año pasado un grupo de padres hizo una presentación en la Asesoría General Tutelar (AGT) Nº 4, a cargo de Norma Sas, para reclamar por el estado de abandono del campito. Tras ello, el Gobierno porteño prometió obras de refacción pero nunca se concretaron. Los padres también trasladaron la inquietud a las autoridades de la Comuna 12 y recolectaron firmas. Finalmente, hace dos meses se supo de un proyecto de puesta en valor del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, pero en la escuela hay más incertidumbre que certezas sobre las obras que se van a hacer.
“Sabemos que la reforma es necesaria ya que, así como está, el campito no puede ser utilizado por los chicos. Nuestro temor es que como en ningún lugar del proyecto dice que el polideportivo pertenece a la Escuela 15, una vez terminada la obra el terreno sea privatizado o utilizado para otros fines que los que viene teniendo hace 33 años”, afirma con preocupación Cecilia Noce, vicepresidenta de la Cooperadora del colegio. Cabe recordar que el predio es de exclusivo uso escolar y la llave para ingresar la tiene la directora del establecimiento.

La escuela está ubicada en Tronador 2861, Coghlan.

“En junio pasado nos enteramos de casualidad que iba a licitación la obra del campito y que había una visita de obra coordinada por dos arquitectos del Proyecto de urbanización de la zona de la ex AU3 -agrega Noce-. Allí nos presentamos junto a la directora de la escuela y la supervisora distrital para saber de qué se trataba. Nos informaron del proyecto y luego pudimos ver, en el pliego de licitación que está en la web, que van a hacer una obra de puesta en valor del predio. Como en toda esa zona la traza de construcción se retrasa 10 o 12 metros, se tiraría todo y en lo que quede de terreno, corriendo la línea de construcción, se haría el polideportivo para la escuela. Nos preocupa que no se recuperen todos los metros cuadrados que se perderían y nos preguntamos si van a dar las dimensiones para hacer la cancha tal como está hoy”.
Cuenta Noce que, el mismo día de la visita al predio, el 26 de junio solicitaron al Área de Proyectos de Educación una reunión con la comunidad educativa y autoridades escolares para conocer a fondo el proyecto y asegurar que el predio seguirá siendo para uso gratuito de los alumnos. Sin embargo, ese encuentro no se concretó hasta el momento. Los padres también reclaman que el campito sea incluido dentro de las tareas de mantenimiento que realiza en la escuela la empresa SEYMA. “Queremos defender lo público y los derechos de nuestros hijos e hijas”, concluye Noce.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/08/Campito-3-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.