A una década de su fallecimiento, la familia del dirigente socialista quiere rendirle tributo en el barrio donde vivió durante 30 años. Plantean que el sendero ubicado entre las calles Ugarte y Rivera sea bautizado con su nombre, como una manera de recordar su “humildad, pasión y ética”. El generoso gesto que tuvo con este periódico en 2004.

Familiares del histórico dirigente socialista Norberto La Porta quieren rendirle homenaje en su querido barrio de Coghlan, a propósito del décimo aniversario de su muerte, ocurrida el 1 de abril de 2007. Concretamente, proponen que un camino aledaño a la estación, ubicado entre las calles Manuel Ugarte y Pedro Ignacio Rivera, sea bautizado con el nombre de este ilustre vecino y ex diputado porteño.
El proyecto fue presentado en el marco del programa oficial BA Elige, que invita a los vecinos a sugerir ideas y obras para la Ciudad. Dependiendo de cuánto apoyo lograron, durante junio y julio las propuestas serán evaluadas por áreas especializadas. En agosto se abrirá un proceso de votación, donde los vecinos elegirán sus proyectos preferidos. Los que resulten ganadores serán incluidos dentro de los 500 millones de pesos que el Gobierno porteño asignó para este fin en el presupuesto del año próximo. Quienes deseen apoyar esta idea, pueden hacerlo a través de la web baelige.buenosaires.gob.ar, buscando la propuesta: “Crear el camino Norberto Luis La Porta”.

Ética y honestidad
Norberto La Porta nació en Parque Chacabuco el 22 de junio de 1938. Se recibió de Maestro Normal Nacional y luego estudió Derecho en la UBA. En 1989 fue el primer socialista, tras 23 años sin representación, en ocupar un cargo en la ciudad, donde se desempeñó como Presidente del Bloque de Concejales Socialistas hasta 1997. Candidato del Frepaso para Jefe de Gobierno de la Ciudad en 1996, elección en la que obtuvo el segundo lugar, posteriormente fue Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. Entre 2003 y 2007 fue diputado y presidente de la Comisión de Cultura y Comunicación Social de la Legislatura porteña. “Pero, más allá de eso, se lo recuerda por su honestidad, humildad, pasión democrática e intachable ética”, aseguran con orgullo sus familiares.
“Siento que, sin haber nacido en Coghlan, tengo mucho arraigo con este barrio chiquito, que fue conformado su propia historia y tradiciones con personajes de carne y hueso que pertenecen a la historia grande de la ciudad, como el Polaco Goyeneche, Julián Centeya, Rolando Chaves y el historiador Alfredo Noceti -nos contaba La Porta en enero de 2002-. Me gusta caminarlo al barrio, por placer y por ejercicio, sobre todo en calles como Melián, Rivera y Ugarte. Hay muchos rincones que me atraen, como el de la estación. Yo trabajé mucho para que estuviera la plaza, cuando a principios de los años 90 la querían transformar en un shopping”.
Desde este periódico siempre recordaremos a La Porta porque uno de sus tantos proyectos como legislador fue declarar a El Barrio de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. La generosa distinción se concretó durante un acto realizado en noviembre de 2004 en el Museo Saavedra, del que Norberto participó aportando su calidez humana.
Quizá algún diputado porteño pueda ahorrarle a la familia La Porta la necesidad de reunir firmas. Sería más justo presentar en la Legislatura un proyecto de resolución para distinguir su destacada figura política.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/La-Porta-Web-150x150.jpg