La página de Platense: Saavedra es una fiesta

Luego de años de sufrimiento y angustia, el Calamar se coronó campeón de la Primera B Metropolitana y ascendió a la B Nacional. El desafío, ahora, es afianzarse en la categoría.