1955: El año que vivimos en peligro

Buscando derrocar a Perón, un ataque aéreo intentó hacer estallar el gasómetro. Fue uno de los objetivos menos conocidos de la sublevación militar del 16 de junio de 1955. Si una de las bombas arrojadas por la aviación naval hubiese explotado sobre el tanque de gas, en General Paz y Constituyentes, las más de 300 víctimas mortales y casi mil heridos que dejó como saldo el criminal bombardeo a Plaza de Mayo -y otros lugares de Buenos Aires- se hubieran multiplicado. Investigamos y reconstruimos el malogrado atentado al icono fronterizo de tres barrios de la Comuna 12.