El tradicional comercio de Olazábal y Triunvirato está en liquidación total y bajará sus persianas a mediados de abril. Su dueño, que es nieto del fundador y trabaja allí desde hace seis décadas, asegura que tomó la decisión por cansancio: “Se cumplió un ciclo”. A metros de este local, en junio pasado también se despidió del barrio Modas Elvi.

A casi un año del cierre de Modas Elvi, recordada marroquinería de la Av. Triunvirato, baja sus persianas otro comercio emblemático del barrio. Se trata de Tapicería Urquiza, local ubicado en Olazábal 4935, que dejará de funcionar el 15 de abril luego de 80 años de actividad.
“Ya estoy saturado -resume Héctor Hasse, dueño y nieto del fundador-. Tengo 75 años y trabajo acá desde los 15. Cuando era más joven tenía más fuerzas, pero ahora tomé la determinación para vivir tranquilo. Hubiese sido una desgracia que me fuera con una amargura, pero no es así. Este siempre fue un comercio exitoso, por suerte nunca bajaron las ventas, pero se cumplió un ciclo”.
El local, que antiguamente funcionaba como despensa, fue fundado en 1939 por su abuelo Jacobo y luego lo continuó su padre José, quien logró comprar el terreno. Como indica su nombre, la especialidad siempre fue la tapicería (papeles, alfombras, cortinas y sillones, entre otros productos) y con el correr de las décadas se fue aggiornando.

Héctor Hasse, dueño y nieto del fundador de Tapicería Urquiza.

Anécdotas de tantos años sobran. “Atendí a medio mundo -asegura Héctor-. Hicimos las cortinas para la Quinta de Olivos en la época de Isabelita y para el Teatro Colón. También decoramos embajadas y barcos y vinieron al local Susana Giménez, Moria Casán y Pinky”. Además fue testigo del crecimiento de Villa Urquiza desde una esquina privilegiada: “Conocí el barrio con veredas empedradas, nunca pensé que iba a llegar el subte. La zona evolucionó mucho”.
Ahora el local se encuentra en liquidación total hasta agotar stock y ya fue alquilado a sus próximos dueños. Se desconoce cuál será su futuro, pero Héctor de algo está seguro: “Siempre trabajamos con nobleza y seriedad. Les agradezco a los vecinos porque, gracias a todos ellos, subsistimos. Lo que hicimos no fue sólo para ganar dinero, sino por satisfacción. Nos vamos con el trabajo realizado”.

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/04/Tapiceria-1-150x150.jpg