Sol Bassa es vecina de Coghlan y tiene como referente a Ciro Fogliatta. El viernes 23 de septiembre presentará en Villa Pueyrredon “Dedos negros”, su álbum enteramente instrumental. “Mi objetivo es artístico, no sigo el patrón comercial”, asegura la guitarrista, quien invirtió todos sus ahorros para materializar el proyecto musical.

Por Marcelo Benini
mbenini@periodicoelbarrio.com.ar

Las imágenes de la tapa y la contratapa de su primer disco pertenecen a la plaza de Coghlan. “Es un homenaje al barrio en el que pasé mi infancia”, dice Sol Bassa (26). Es la menor de tres hermanos y una de las 100 mejores guitarristas argentinas según la revista Rolling Stone.  Su mamá es fanática de The Beatles y a su hermano Simón siempre le interesaron los discos de rock nacional. Allí se acaba la influencia artística familiar: el resto es exclusivamente obra suya.
Su primera aproximación a la guitarra fue con Federico, un amigo de la escuela. Cursó la primaria en el Colegio Horizontes y la secundaria en el Instituto Nuestra Señora del Carmen, ambos de Coghlan. “Soy una fanática del barrio”, confiesa la joven artista, quien se identifica con el blues, el rock y la música de raíces afro-americanas. Se presentará el viernes 23 de setiembre en el Centro Cultural El Alambique, situado en Griveo 2350, Villa Pueyrredon. Vale la pena acercarse a escucharla.

-Tocás la guitarra desde los 15 años. ¿Cuándo te sentiste por primera vez una artista?
-Siento que recién ahora estoy dando el primer paso. Cuando edité el disco me cayó la ficha.

-¿Fuiste el descubrimiento de alguien o vos misma hiciste tu camino?
Ciro Fogliatta me ayudó mucho, por eso quise que estuviera en el disco. Es un músico que integró la banda Los Gatos. Hoy en día vive frente al Hospital Pirovano.

-¿Te encasillás dentro del rock o el blues?
-En el rock, con influencia en el blues. Pero escucho de todo: Gustavo Cerati, Jeff Lynne, Traveling Wilburys, The Beatles… Quizás un par de años atrás era raro ver a una mujer tocando improvisaciones, tipo Pappo.

-Hacer un disco íntegramente instrumental, como el tuyo, es equivalente a escribir poesía: resulta difícil encontrar un gran público. No priorizaste las ventas…
-No, el objetivo fue fundamentalmente artístico. Quería dejar editado un disco de canciones instrumentales propias y no seguir el patrón comercial. Quizás no te da una estabilidad económica, pero lo hice por una necesidad. Toco con esta banda hace tres años y nuestro objetivo fue siempre grabar un disco. Ya estamos pensando en sacar otro.

Sol Bassa afiche
-¿La edición del disco implicó un esfuerzo económico de tu parte?
-Sí, lo hice con ahorros de toda la vida. No quiero sonar visceral, pero era como una necesidad, un sueño. Además me dio otra energía para seguir construyendo. La verdad, está siendo muy bien recibido. El 23 de setiembre nos vamos a presentar en el Centro Cultural El Alambique, en Villa Pueyrredon. Siempre estamos por la zona.

-¿Cómo se elige el nombre de una canción que no tiene letra?
-Por vivencias personales. El tema Guadalupe, por ejemplo, es por mi sobrina.

-Hay una canción muy linda, Primaveras, que no incluiste en el álbum. ¿Por qué?
-Hice el clip en un jardín de Colegiales. La dejé afuera porque pensé que no era el momento. Hay un montón de material, ojalá pudiera hacer más discos. Tengo energía para seguir haciendo canciones.

-Por el momento, tu medio de vida es dar clases de guitarra.
-Sí, lo bueno es que está relacionado con lo que hago. Mi hermano Simón me dice que al menos no trabajo en un banco (risas).

-En tu opinión, ¿quién fue el mejor guitarrista argentino?
-Para mi gusto, Oscar Alemán. También Francisco Rivero, pero es más del palo del jazz. Pappo me enseñó que hay que hacer canciones propias. Y, ya que citamos a músicos nacionales, Gustavo Cerati también me dejó una enseñanza: tratar de dejar lo mejor disco tras disco.

-En el caso del blues y el jazz, intuyo que es difícil que los autores alcancen mucha popularidad porque el público es más acotado.
-Yo les pongo el apodo de “héroes anónimos”. Es parte del oficio artístico. Una cosa es la fama y otra el éxito.

-Sin dudas, el disco que sacaste ha sido un éxito.
-Humildemente, yo creo que sí.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/Sol-Bassa-1-1-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.