Se trata de JotaTec, una PyME que es líder en fabricación de equipos cardiológicos. El flamante dispositivo es portátil y puede conectarse a una computadora. Uno de los directores de la compañía cuenta las dificultades que atravesó en el desarrollo de este innovador producto y revela que la Unidad Médica Presidencial le compró un electrocardiógrafo para monitorear la salud de Mauricio Macri.

Por Tomás Labrit
tlabrit@periodicoelbarrio.com.ar

En el último Congreso Nacional de Cardiología, realizado a fines de mayo en Córdoba, se presentó el prototipo del primer ecógrafo producido íntegramente en la Argentina. Este innovador dispositivo, que es portátil y puede conectarse a una computadora a través de un cable USB, fue desarrollado por la empresa JotaTec, que dirigen los hermanos Javier y Jorge Fernández Cronenbold, vecinos de Coghlan desde hace casi 15 años, y su socio Rodrigo Linares.
La compañía, fundada en 1998, es líder en fabricación de equipos cardiológicos y está instalada desde 2011 en Machaín y Paroissien, Saavedra, tras mudarse de su sede anterior, situada en el microcentro porteño. En la actualidad cuenta con un total de 18 empleados y tiene la estructura de una pequeña y mediana empresa (PyME). El equipo de Jotatec comenzó con la producción del ecógrafo portátil hace cinco años y, lejos de ser un proceso sencillo, tuvo que sortear las dificultades para importar componentes electrónicos, como microprocesadores, cables y placas, que resultan indispensables para la fabricación de este dispositivo.
“Nos costó muchísimo importar. Estuvimos a punto de cerrar por ese problema. Era insólito. Nos complicaron la vida todo lo que pudieron. Usaban criterios a dedo para dejarte importar, era muy arbitrario y sin sentido -cuenta Javier Fernández Cronenbold, ingeniero industrial y uno de los directores de la empresa, en diálogo con El Barrio-. Sin las partes importadas no podemos fabricar, porque es electrónica. Lo que hacemos nosotros es aportar valor agregado. Compramos los componentes, hacemos un diseño y transformamos eso en equipos. Nosotros no ensamblamos, sino que desarrollamos aparatos en función de componentes electrónicos hechos en todas partes del mundo”.

Javier 2
Cuidando el corazón del Presidente
El primer producto que diseñó JotaTec fue un holter para medir la presión arterial, lanzado al mercado con singular éxito en 2001, pese a la profunda crisis política y económica en la que estaba inmerso el país. A partir de ese año, la empresa se fue consolidando y desarrolló nuevos dispositivos, como electrocardiógrafos y holter de arritmias, que vende no sólo a médicos y sanatorios de Argentina sino también a centros de salud de Sudamérica, Europa, Asia y Africa. Tal es el reconocimiento y prestigio que cosechó la compañía a lo largo de los años que, recientemente, la Unidad Médica Presidencial le adquirió un electrocardiógrafo para monitorear la salud cardiológica de Mauricio Macri luego de la arritmia que sufrió a principios de junio.
“En la actualidad, hay médicos que nos están pidiendo el ecógrafo sin siquiera haberlo visto ni probado, porque ya tienen muchos de nuestros productos”, dice con satisfacción Fernández Cronenbold, quien reconoce que, con la creación del ecógrafo portátil, su empresa dio un salto de calidad con respecto a sus competidores en el rubro.
Ya con el primer prototipo terminado, el entrevistado estima que empezarán a entregar los equipos a sus clientes locales e internacionales hacia fines de este año, luego de pasar por la etapa de producción en serie. “Ahora tenemos que recuperar los cincos años de inversión porque somos una PyME y no tenemos una espalda muy grande”, explica. El equipo tiene un costo de 17.000 dólares.

Sin banderías políticas
Luego de ser presentado en el Congreso Nacional de Cardiología, el Ministerio de Producción de la Nación, que conduce Francisco Cabrera, difundió en su página de Facebook la flamante creación del dispositivo. No obstante, Fernández Cronenbold evita identificarse con un signo partidario y asegura que la actividad que desarrolla la empresa “no tiene nada que ver con la política ni depende de ningún gobierno”. “Estamos muy orgullosos de nuestro trabajo. La verdad es que pasamos por muchos presidentes en menos de 20 años, pero lo único que queremos es seguir laburando por el país”, concluye.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/Ecografo-1-150x150.png