Hay polémica en Saavedra por la construcción de una planta recicladora de residuos. Se emplazaría en el terreno comprendido por Goyeneche, Holmberg, Deheza y Arias, donde los vecinos reclaman un espacio verde. Hablamos con José Olivo, quien presentó un amparo ante la Justicia y expresa con preocupación: “Queremos preservar la superficie absorbente en una zona que es muy sensible con las inundaciones”.

Luego de la conflictiva construcción del túnel de Balbín, que sería inaugurado este mes para el tránsito vehicular, Saavedra suma una nueva obra controversial. Es la planta recicladora de residuos que el Gobierno porteño está construyendo en la manzana delimitada por Goyeneche, Holmberg, Deheza y Arias.
“En enero vimos que estaban empezando a hacer una obra, pero no sabíamos de qué se trataba. Nos comunicamos con el comunero Matías Debesa, pero él tampoco tenía ningún tipo de información. Hasta que el viernes 2 de febrero el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Machiavelli, manifestó en una entrevista que allí se estaba construyendo una planta de reciclado. Presentamos notas en el ministerio y fuimos a la Defensoría del Pueblo, pero no tuvimos respuestas. Terminamos presentando un amparo en la Justicia”, relata José Olivo, integrante de la Asamblea Vecinos por Saavedra.
El proyecto, inicialmente negado por las autoridades porteñas, fue oficializado el 28 de marzo, cuando el Ejecutivo lo presentó en la Legislatura bajo el nombre de “Complejo Ambiental Norte”. Consideran que con esta obra se evitaría el traslado de residuos de la zona norte de la Ciudad hacia las plantas de tratamiento que funcionan en el sur porteño.

Los vecinos se manifiestan bajo el lema “Sí a la plaza, no a la planta”.

Preocupación vecinal
La polémica surgió porque, además de que la obra comenzó sin el correspondiente cartel, los vecinos piden que allí se instale un espacio verde. También temen que el lugar se transforme en un foco infeccioso, con basura y roedores, y agrave el problema de las inundaciones. “Queremos preservar la superficie absorbente porque está a dos cuadras de donde Saavedra es muy sensible con las inundaciones. Nunca nos quisieron mostrar el informe de impacto ambiental que tiene esta obra y eso es lo más grave. Está todo el barrio movilizado por este tema”, se alarma Olivo, quien forma parte de las asambleas vecinales que se reúnen bajo el lema “Sí a la plaza, no a la planta”. A fines de abril se sumaron casi 120 firmas en apoyo al amparo.
El comunero Matías Debesa, quien presenció en la Legislatura el debate en comisión del proyecto, afirma: “Acompañamos las exposiciones de los vecinos que sintetizaron los argumentos que venimos trabajando desde hace años: menos cemento y más parquización disminuyen las inundaciones”. Cabe recordar que, en los años 80, el predio en cuestión fue depósito de escombros de la fallida AU3 y últimamente era utilizado para guardar vagones de subte en desuso.

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/Planta-recicladora-1-150x150.jpg