Entre las décadas del 60 y 70, en Republiquetas (hoy Crisólogo Larralde) y Galván, funcionó la Sociedad Cooperativa El Refugio. Si uno atravesaba el discreto portoncito veía un angosto sendero entre yuyales que, luego de caminar más o menos media cuadra, llegaba a un espacio abierto y despejado: era un cementerio de mascotas. Se observaban sepulturas modestas, pero también pequeños monumentos funerarios similares a los de una necrópolis. Se desprendía de ellos la voluntad del homenaje y del recuerdo de sus seres queridos.
Transitar por ese camposanto en miniatura sobrecogía el ánimo y producía una congoja difícil de explicar. Las lápidas estaban cargadas con palabras de elocuente dolor y presentaban hasta la fotografía, esmaltada y enmarcada con adornos de bronce, del perrito o gatito fallecido. Con el transcurrir del tiempo, ya puestos en marcha algunos de los proyectos creados para esa vasta extensión de terreno, las topadoras derribaron alambradas y cercos.

El Polo Educativo Saavedra, donde funcionan seis escuelas, fue inaugurado por tramos entre 2011 y 2016.

El lugar que ocupaba el cementerio de animales había desaparecido y en su lugar se podía observar escasa vegetación, escombros y restos de mampostería esparcidos por doquier. En 2006 comenzaron las obras del Polo Educativo Saavedra, un complejo de seis escuelas y un auditorio que se inauguró por tramos entre 2011 y 2016.
Quienes deseen compartir fotografías de inmuebles antiguos de nuestra comuna que se hayan conservado intactos o casi, para compararlos con el entorno edilicio del presente, pueden enviarnos el material por e-mail a correo@periodicoelbarrio.com.ar.

Comentarios Facebook
http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/Cementerio-mascotas-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.