En los años 30 el arquitecto Andrés Kalnay dejó su sello en el barrio construyendo un conjunto de cinco chalets en el predio delimitado por las calles Le Bretón, Bauness y Triunvirato. Es un ejemplo más de cómo la modernidad sigilosa fue creciendo fuera del centro de la ciudad. Se destaca la mezcla estilística, donde lidia lo racional, el Déco y el toque húngaro que impuso el propio Kalnay. La dinámica de la volumetría queda exteriorizada en las curvas de los balcones, en las entrantes y salientes de las escaleras, en las pérgolas de hormigón y en los miradores, algo que se repite en la mayoría de las obras de este arquitecto.
Es interesante ver la intención futurista del autor, quien prevé la cochera como un plus, ya que por aquellos años no era algo tomado en cuenta en las construcciones alejadas del centro. Como suele suceder cuando las obras de valor patrimonial no tienen una protección adecuada, el conjunto se vio alterado y perdió parte de su unidad, lo que provocó un cambio en el perfil urbano de esta pequeña manzana. De todas formas, algunos chalet dan muestra del valor arquitectónico de la obra.

Así luce hoy el chalet.

Quienes deseen compartir fotografías de inmuebles antiguos de nuestra comuna que se hayan conservado intactos o casi, para compararlos con el entorno edilicio del presente, pueden enviarnos el material por e-mail a correo@periodicoelbarrio.com.ar.

Comentarios

Comentarios

http://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/Chalets-1-150x150.jpg