Aunque no funcionan ni se venden, los buzones sobreviven en nuestros barrios

Encontramos siete de ellos en la Comuna 12 y sus adyacencias, perfectamente conservados: dos en Saavedra, dos en Villa Urquiza, dos en Parque Chas y uno en Villa Pueyrredon.

Compartir:

Mucho antes de que existieran los correos electrónicos y las redes sociales, el servicio postal era la modalidad por excelencia para mantener contacto epistolar a la distancia con parientes y amigos. Bastaba con redactar una carta de puño y letra, introducirla en un sobre, escribir el destinatario al frente, el remitente al dorso y pegarle una estampilla. Luego había que desandar el trayecto hasta un buzón tipo hongo, de hierro fundido, y echarla por la ranura. El cartero se ocuparía finalmente de llevarla a destino.

Tan atractivos eran los buzones que se prestaron involuntariamente a un fraude famosísimo. Hasta mediados del siglo pasado era frecuente que estafadores se “adjudicaran” la propiedad de alguno de estos dispositivos de correo, se instalara a su lado y convenciera a los incautos que se acercaban a depositar las cartas de pagarle una suma por cada envío, llegando incluso a venderles el buzón por el atractivo negocio que representaba.

En nuestros barrios sobreviven al menos siete buzones, de una antigüedad promedio de 100 años, aunque algunos podrían tener hasta 125. Están ubicados en Arias y Lugones, Crisólogo Larralde y Crámer (ambos en Saavedra), Triunvirato y Roosevelt (Villa Urquiza), Naón y Echeverría (Belgrano, justo en el límite con Villa Urquiza), Triunvirato 3827, Avenida de los Incas 4624 (ambos en Parque Chas) y Terrada 4675 (Villa Pueyrredon).

Nos acercamos hasta cada uno de ellos, nos asombramos por su excelente estado de conservación y los fotografiamos, como una forma de mantener viva su memoria. Quizá porque forman parte del paisaje urbano desde hace más de un siglo, su presencia pasa casi inadvertida para nosotros. Pero su valor histórico los hace merecedores de una atención mayor cada vez que nos crucemos con ellos. Se los presentamos:

Arias y Lugones, Saavedra.
Crisólogo Larralde y Crámer, Saavedra.
Naón y Echeverría, Belgrano, límite con Villa Urquiza.
Triunvirato y Roosevelt, Villa Urquiza.
Terrada 4675, Villa Pueyrredon.
Avenida de los Incas 4624, Parque Chas.
Triunvirato 3827, Parque Chas.

Un siglo y cuarto de historia
“Los buzones de pilar actuales fueron adquiridos en 1895 y colocados en 1896. Los primeros fueron realizados por Bash Hnos – Taller del Fénix y luego, entre 1897 y 1920, los fabricaron otras metalúrgicas nacionales, como Vasena o TAMET, hasta 1930 aproximadamente. Más tarde, entre 1934 y 1935, fueron importados del País Vasco”, cuenta Matías Profeta, conservacionista de buzones.

La historia de este sistema de correspondencia en la Argentina se remonta al 15 de febrero de 1895, cuando las autoridades del Correo decidieron mediante una resolución interna unificar los buzones de todo el país, frente a la gran cantidad de modelos que imposibilitaban sistematizar y hacer mas efectiva la recolección de cartas. Con el tiempo fueron mas de 3.000 buzones los que convivieron con los porteños, de los que sobreviven poco más de 200.

Estos fueron relevados desde la web Rescatando Buzones, un colectivo conformado en 2014 que tiene como fin común la visibilización del patrimonio postal a través del estudio, difusión y puesta en valor de los buzones de correo. “Nuestro trabajo se puede dividir en dos grandes acciones: la primera es comunicacional, a través de redes sociales, blogs, entrevistas, charlas, estudio e investigaciones colectivas. La segunda es la puesta en valor de buzones de alta visibilidad”, dicen sus promotores.

Cada rescate se realiza “in situ” y tiene una primera instancia que consiste en pequeñas reparaciones, como limpieza y lijado. Luego hay una segunda etapa de pintura, que contempla la participación de especialistas en patrimonio, restauradores, agrupaciones barriales, juntas históricas, colectivos artísticos y transeúntes que, sorprendidos por la actividad, deciden sumarse e interiorizarse en el tema. “A su vez, buscamos su protección legal como bienes integrantes del patrimonio cultural a nivel local y nacional”, agregan.

 

Datos útiles
Web: www.rescatandobuzones.org
Facebook: www.fb.com/rescatandobuzones
Instagram: www.instagram.com/rescatandobuzones

Comentarios Facebook
Compartir: