Cesac Nº12: “El aborto es un derecho esencial que el Estado debe garantizar”

Los profesionales del centro de salud de Villa Urquiza defienden el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que debatirá el Congreso y responden las principales inquietudes que surgen en torno al tema.

  • 150
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

-En diciembre llega al Congreso el debate por la legalización del aborto. ¿Cómo tomaron la noticia?

-Con mucha emoción y esperanza de que la interrupción del embarazo sea accesible para cualquier persona que así lo desee. Estamos convencidos de que es un derecho sexual y reproductivo esencial y que el Estado debe garantizarlo. La ley, en caso de sancionarse, sería una gran conquista de los derechos de todas las personas con capacidad de gestar y sentaría un gran precedente para otros países de la región. Nos llena de entusiasmo y es una gran satisfacción para nuestro equipo ser parte de este hecho histórico en la lucha por los derechos de las personas.

-¿En qué consiste el proyecto, muy debatido en la sociedad pero poco profundizado?

-El proyecto que se quiere impulsar es el de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que habilita a cualquier persona que lo desee a interrumpir un embarazo dentro de un marco de legalidad y sin riesgos para su salud dentro del sistema público o privado hasta la semana 14, sin necesidad de exponer motivos. Pasadas las 14 semanas, sólo se puede acceder a la interrupción del embarazo según causales: si pone en riesgo la vida o la salud integral de la persona gestante o si es producto de violencia sexual.

-¿En qué circunstancias es legal el aborto en la actualidad y cuáles se sumarían de aprobarse la nueva ley?

-Actualmente se puede acceder a una Interrupación Legal del Embarazo por causales, es decir si corre riesgo la vida de la persona, si el embarazo es producto de violencia sexual (el término incluye la violación pero es más amplio), o si el embarazo afecta la salud integral de la persona gestante, esto es su salud en términos amplios, es decir, su salud emocional, sus proyectos, su economía, su salud psíquica.

El proyecto del aborto será debatido por el Congreso Nacional en diciembre. Foto: Clarín.

-¿Cuál es la diferencia entre despenalizar y legalizar, como se propone ahora?

-Las diferencias son importantes y es clave que podamos comprender cada uno de estos términos. Despenalizar significa que ninguna persona con capacidad de gestar sea penalizada por elegir interrumpir su embarazo, como así tampoco el o la profesional que realice la práctica, siempre y cuando sea con consentimiento de la persona. La legalización, en cambio, implica que el Estado tiene que garantizar el acceso a la práctica y debe realizar todas las acciones necesarias para su adecuada implementación. La nueva Ley establece que serán penados/as quienes practiquen un aborto sin consentimiento de la persona, como así también quienes garanticen una interrupción pasadas las 14 semanas sin que pueda enmarcarse en alguna de las causales que lo habilita. Algo importante que se incluye es la penalización del profesional o funcionario público que dilate el acceso a la práctica.

-Según Vilma Ibarra, Secretaria de Legal y Técnica de la Nación y promotora del proyecto, en Argentina se realizan “entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año”. ¿Coinciden con esas estimaciones?

-Tal como mencionás, son estimaciones porque, al ser una práctica que se realiza en gran parte en el marco de la ilegalidad, no hay posibilidad de tener cifras exactas al respecto. En el año 2018 en CABA se realizaron 4.821 abortos dentro del sistema público, pero a esto hay que sumarle todos los que se realizaron en lugares clandestinos. En nuestro Cesac, por darte un ejemplo, en el 2019 garantizamos el acceso a la ILE en 258 oportunidades y hasta junio del 2020 llevábamos 144 interrupciones.

-En los abortos clandestinos, la integridad de la mujer suele correr riesgos por prácticas pocos seguras. En algunos casos, incluso, pierden la vida. ¿Cuáles son las condiciones o métodos que ofrecería la ley para practicar la interrupción de manera confiable?

-El protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo establece que el procedimiento farmacológico con Misoprostol es una práctica sumamente segura y aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se puede realizar de manera ambulatoria (como en el domicilio de la persona) con el adecuado acompañamiento de un equipo de salud. Existe también la Aspiración Manual Intrauterina (AMEU), que requiere de una breve internación en el ámbito hospitalario y es un método al que se acude pasadas las 13 semanas de gestación, en caso de varios intentos fallidos con Misoprostol o ante la evaluación del equipo en conjunto con la persona.

Vilma Ibarra, Secretaria de Legal y Técnica de la Nación, es una de las principales impulsoras del proyecto.

-Además de legal y seguro, el tercer punto que pregona el lema del proyecto del aborto es su gratuidad. En ese sentido, muchos plantean como interrogante si el Estado -en su dimensiones nacional, provincial y municipal- será capaz de financiar el número de abortos que hoy se practican de manera clandestina. ¿Es razonable este cuestionamiento?

-En absoluto, es producto de la falta de información. En general se cree que un aborto requiere sí o sí de internación o intervenciones quirúrgicas, cosa que no es real. Mayormente es una práctica que se realiza de manera ambulatoria, por lo cual el costo que tendría garantizar el acceso a la interrupción del embarazo es ínfimo en comparación con los costos que tiene que solventar el Estado ante las consecuencias de la realización de abortos clandestinos, como internaciones, vaciamientos de útero y la propia muerte.

-Muchos también plantean que “si es gratuito, van a abortar incluso más mujeres que las que lo hacen de manera clandestina”. ¿Tiene sustento este argumento?

-Desde nuestro punto de vista se trata de otro razonamiento que denota desinformación y tiende a poner la decisión de interrumpir un embarazo a la altura de una moda. Es sabido que en otros países en donde se ha legalizado la práctica, con el paso de los años, las tasas de abortos han disminuido. Esto se debe a que el proyecto contempla la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral, N° 26.150, lo cual favorece el acceso a información clara y oportuna en materia de derechos sexuales y reproductivos, y busca favorecer la toma de decisiones iconscientes respecto de la sexualidad de las personas y la elección de los métodos anticonceptivos que permitan planificar los embarazos.

-En el debate por el aborto entran en juego creencias religiosas y filosóficas, que hacen hincapié en “la vida por nacer”. Por caso, el Papa Francisco recientemente trató de “sicarios” a quienes practican la interrupción del embarazo. ¿Qué opinión les merece estos señalamientos?

-Sinceramente no nos interesa posicionarnos desde un paradigma moral o religioso. En nuestro caso, como profesionales de la salud, debemos garantizar el adecuado acceso a los derechos sexuales y reproductivos de las personas, como lo hacemos en cada una de nuestras prácticas. No somos quiénes para opinar sobre las decisiones de las personas y es nuestro deber ético y profesional brindar un adecuado acompañamiento a las personas que deciden interrumpir un embarazo, tal como lo establece la ley que nos rige.

En una reciente carta, el Papa Francisco llamó “sicarios” a quienes practican abortos. Foto: AFP.

-Los grupos que rechazan el proyecto sostienen que, antes de legalizar el aborto, se debería profundizar la difusión de la educación sexual en las escuelas y promover métodos anticonceptivos, en especial en las mujeres más jóvenes.

-Es curioso porque, en general, esos mismos grupos son los que luego se oponen a la adecuada implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas. Recordemos que la Ley de ESI alcanza a instituciones públicas y privadas, sin distinción de credo, y eso es algo aún hoy cuesta mucho garantizar.

-Carlos Gresta, jefe de Maternidad del Hospital Pirovano, nos confesó hace algunos años que atiende a chicas que “no conocen su cuerpo, porque nunca se lo explicaron”.

-Que todavía hoy existan mujeres que no conozcan su cuerpo tiene que ver con el peso histórico que ha recaído sobre ellas y particularmente todo lo que tiene que ver con su sexualidad. La conquista de un derecho como el aborto sin dudas genera incomodidad en algunos sectores porque supone trastocar un orden y un sometimiento de siglos. Desde nuestro equipo llevamos a cabo diferentes estrategias que buscan promover el acceso a información clara en todo lo que respecta a los derechos sexuales de las personas. Realizamos intervenciones de educación y promoción de la salud en escuelas del área, talleres, consultorías, capacitaciones a docentes, articulaciones con redes de profesionales y actores comunitarios y postas de salud en espacios públicos. A su vez, acompañamos estas intervenciones con estrategias de comunicación en salud para proporcionar información en materia de salud sexual y derechos sexuales y reproductivos.

-Para terminar, cuéntennos más precisiones sobre el Cesac Nº12 para aquellos que no lo conocen.

-Somos un Centro de Salud que depende del Hospital Pirovano y trabaja fuertemente en la atención, prevención y promoción de la salud. Trabajamos desde una perspectiva de género y derechos, de manera interdisciplinaria. Estamos en Av. Olazábal 3960, Villa Urquiza, de lunes a viernes de 8:30 a 17, y contamos con servicios de medicina clínica y de familia, obstetricia, pediatría, odontología, farmacia, psicología, psicopedagogía, nutrición, enfermería, fonoaudiología, y trabajo social, además de residencias de Medicina General y Familiar y de Educación y Promoción de la Salud. A su vez, realizamos numerosas actividades con la comunidad, como talleres para adultos mayores, talleres de arte, de crianza, yoga y apoyo escolar, entre otras propuestas. Tenemos un equipo de ILE, el tema que hablamos en esta nota, que está integrado por Medicina Familiar, Trabajo Social, las Residencias de Medicina General y Familiar y la Residencia Interdisciplinaria de Educación y Promoción de la Salud. Desde el equipo brindamos atención a las interrupciones legales del embarazo como así también realizamos consejería en opciones y entrega de métodos anticonceptivos. Si quieren contactarse con nosotros, pueden hacerlo escribiendo un mail a consultasile12@gmail.com

Comentarios Facebook
  • 150
  •  
  •  
  •  
  •  
  •