Chocó su auto contra la Embajada China porque “la CIA está detrás del Covid”

Un joven de 24 años, oriundo de Tigre, impactó anoche su Toyota Corolla contra la representación diplomática ubicada en Saavedra. Quería hablar con el embajador para solicitar “asilo político”.

La tranquilidad habitual del límite entre Villa Urquiza y Saavedra se vio convulsionada anoche cuando  Gastón Sanda, vecino del barrio Santa Bárbara de Tigre, próximo a Nordelta, chocó el auto que conducía, un Toyota Corolla color gris, contra el portón de ingreso a la Embajada de China, en Saavedra.

Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió cerca de las 20 en Crisólogo Larralde al 5300 y que el episodio no provocó personas heridas. En el lugar trabajaron efectivos de la Policía de la Ciudad, de Bomberos y de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal Argentina (PFA), cuyos trabajos fueron supervisados por las máximas autoridades de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad, y hasta se activó el protocolo antiterrorista.

El joven que estrelló su vehículo contra la representación diplomática dijo que quería hablar con el embajador.

El agresor, de 24 años, es estudiante de ingeniería civil en la UBA y ya había anticipado lo que iba a hacer a un grupo de compañeros de la Facultad, que no no le creyeron. De hecho, grabó un video en el que se presentaba con sus datos: “Sé la verdad del Covid, sé que la CIA (el servicio de inteligencia de los Estados Unidos) está detrás y necesito ayuda de la embajada china. Por favor viralicen”.

Asimismo, subió a un perfil de Instagram una foto con su DNI y un papel escrito a mano, en el que daba a conocer sus datos personales y señalaba: “Sé que la CIA es responsable por el Covid. Por favor viralizar”.

“Para llevar tranquilidad, el pibe de la embajada de China es inofensivo. No se coman la historia, hoy nos avisó en el grupo de la facultad que iba a hacerlo pero nadie le creyó. Esto es culpa de la cuarentena y lo abandonado que tiene nuestro país a la salud mental”, escribió un joven que dijo ser compañero en su cuenta de Twitter.

Un vigilador privado alertó de inmediato a un efectivo de la Policía de la Ciudad que se hallaba a pocos metros del ingreso a la embajada, por lo que se irradió la alarma y se activó un protocolo de seguridad especial. Pocos minutos después, efectivos de la Comisaría Vecinal 12A de la Policía de la Ciudad llegaron al lugar y constataron que el conductor se hallaba bajo una crisis nerviosa y que manifestaba que quería hablar con el embajador para solicitar “asilo político”.

Según las fuentes, el joven agregó que tenía “un mensaje muy importante para darle al embajador”. Ante esa situación, se convocó a personal de Bomberos y de la Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) y se cortó el tránsito en toda la zona. Los expertos de la brigada de Explosivos de la PFA confirmaron pocos minutos después que el auto no tenía elementos peligrosos en su interior.

También se hizo presente personal profesional psiquiátrico del SAME para la atención del conductor, aunque finalmente el joven fue trasladado a una dependencia policial y allí será analizado por un médico legista. El caso quedó a cargo del Juzgado Federal Nº 9, a cargo de Luis Rodríguez, ante la Secretaría 18 de Juan Manuel Grangeat.

Fuentes: Télam y Ámbito Financiero.

Comentarios Facebook