Ciudad: a partir del lunes, los mayores de 70 años deberán tener un permiso para circular

Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad, cuestionó la medida y la tildó de “absurda”.

  • 274
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Gobierno de la Ciudad determinó que, a partir del próximo lunes, los mayores de 70 años deberán tener un permiso para circular por la calle. La habilitación, que exceptúa al cobro de jubilación, tratamiento médico y vacunación contra la gripe, se basa en un dato: ocho de cada diez muertos por coronavirus son adultos de la tercera edad.

El trámite se realiza por teléfono, a través de la línea 147. “El operador le informará al adulto mayor sobre las estadísticas del coronavirus para su grupo etario con el objetivo de que aumente su percepción del riesgo, qué alternativas tiene para cubrir la necesidad por la que quiere sacar el permiso y le consultará con qué red de apoyo cuenta. La intención es brindarle contención telefónica e intentar disuadirlo de salir a la calle”, explica la Ciudad.

“Si aún así es necesario el permiso, se le pedirá el DNI y se le dará un código de trámite. El plazo del uso de la habilitación es solo para el día en que fue otorgado y puede tramitarse desde el día anterior. En la calle el control lo harán agentes a través de celulares con el DNI del adulto, único documento requerido”, agrega.

El permiso no será necesario si el adulto mayor sale a vacunarse contra la gripe, a cobrar su jubilación o a recibir un tratamiento médico. Foto: GCBA.

Si bien en un primer momento se había informado lo contrario, el Gobierno porteño aclara que no habrá multas para los infractores. “Si un adulto no tiene el permiso se le va a pedir que vuelva a su casa y se le recordarán los riesgos de salir a la calle. Sin embargo, si reincide en esa conducta, deberán hacer algún tipo de trabajo comunitario”, explican.

Cabe recordar que no hay límite en la cantidad de permisos ni por persona ni por mes. Por otro lado, los propietarios de un comercio o actividad ya exceptuada no necesitan la habilitación, por ejemplo los almacenes de barrio o las farmacias.

Críticas

La medida despertó la crítica de Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad, que la calificó como “absurda”. “El adulto mayor no es un débil mental -disparó en diálogo con radio La Red-. Desde el punto de vista gerontológico es anacrónico: es tratar de tutelar casi en forma absurda al adulto mayor. El exceso normativo no genera conductas responsables”.

El Defensor de la Tercera Edad criticó con dureza la medida del Gobierno de la Ciudad. Foto: CEDOC.

Semino enfatizó que se trata de “un error que no contribuye” al cuidado de los adultos mayores en el marco de la pandemia de coronavirus y aseguró: “Es una subestimación al concepto de responsabilidad que tienen y les va a generar una nueva incomodidad a los mayores, que ya tienen que llamar a mil lugares para comer y para cobrar”.

Según Semino, la medida forma parte de “teorías de viejismo absolutamente superadas que no sirven de nada y tienden a generar la violación de la norma, que de hecho se va a dar”.

Foto de portada: Ignacio Sánchez (La Nación).

Comentarios Facebook
  • 274
  •  
  •  
  •  
  •  
  •