Coghlan: buscan reactivar un edificio abandonado hace más de 50 años

Se trata del complejo de Olazábal y Superí, próximo a las vías del Mitre. La constructora Apex, propietaria del inmueble, reveló a El Barrio que proyectan retomar la obra, tras la resolución del conflicto judicial de origen.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Carmelo Serafini, fundador de la constructora Apex, le reveló a El Barrio que la empresa busca reactivar el edificio de Av. Olazábal 3432, Coghlan, que permanece en estado de abandono desde hace más de 50 años. La firma con sede en El Palomar, Provincia de Buenos Aires, es propietaria del inmueble “hace unos 20 años, pero recién ahora se pudo resolver el conflicto judicial de base que arrastraba, por lo que estamos dispuestos a retomar la construcción”.

El complejo está emplazado a metros de las vías del tren Mitre y consta de un bloque con tres torres de ladrillo a la vista, que con el paso de los años fueron intervenidos artísticamente con grafitis. Serafini reconoce que “todavía no sabemos cuándo se podrían reactivar las obras, por la pandemia y la inestabilidad económica”, aunque ya anticipa que este 2021 “es un año casi perdido”.

El edificio se levanta en Av. Olazábal y Superí, muy cerca de las vías del Mitre.

Como aspecto positivo el empresario asegura que, a pesar del paso del tiempo, la estructura externa del edificio presenta un buen estado de conservación. Sin embargo, sí será necesario modificar el entramado interno, para adecuarlo a las normativas y funcionalidades vigentes. “También vamos a excavar en los cimientos para evaluar si podemos hacer cocheras, que no estaban previstas en el plano original”, cuenta.

Si bien a esta altura resulta impreciso pronosticar cuándo estaría terminado el edificio, Serafini aventura que podría ocurrir en “un par de años”, partiendo desde el 2022. “Todavía no estamos ofreciendo los departamentos. La promoción comercial se hará más adelante”, informa el constructor, quien destaca que su firma tiene una amplia trayectoria en la zona norte de la Ciudad y sus alrededores, con un total de “casi 80 edificios construidos”.

Los muros de ladrillo a la vista fueron intervenidos artísticamente con grafitis.

Particularidades del inmueble

El complejo abandonado de Av. Olazábal 3432 figura en la página web de Apex Construction como una de sus principales “obras en proyecto”, destacada como “la única torre en todo su entorno, en una de las zonas más buscadas de la Ciudad de Buenos Aires y a solo tres cuadras de la estación Belgrano R. de trenes”.

“Es una torre de catorce pisos y planta baja, que sintetiza las generosas comodidades de los departamentos tipo -subraya Apex-. Consta de departamentos de dos y tres ambientes. Los de dos ambientes tienen dos modalidades diferentes: unos con balcón, baño completo con bañera y cocina-lavadero, y otros con dormitorio en suite con baño completo y toilete, cocinas con desayuneros, lavadero y balcón. Los departamentos de tres ambientes, en tanto, cuentan con un cómodo dormitorio principal, baño, toilete, cocina con desayunero, lavadero y extenso balcón terraza”.

Un plano del complejo, que consta de tres torres de departamentos, publicado en la web de Apex.

“Su óptima arquitectura, calidad constructiva y confort harán que el sueño de la gente se haga realidad”, afirma la empresa al final de la descripción del inmueble, junto con varias fotos de los planos, la construcción y sus alrededores.

Historia del edificio

Según figura en una nota del medio zonal Belgrano R es tuyo publicada en el año 2018, el terreno en cuestión fue comprado por la firma Promobra S.A. en 1965, pero esa empresa quebró poco tiempo después y dejó inconclusa la “mole de ladrillos” que se observa en la actualidad sobre la Av. Olazábal.

De acuerdo con el mismo artículo, firmado por Carlos Prillwitz, a partir de 1972 la propiedad pasó a pertenecer al por entonces Ministerio de Bienestar Social, hoy Ministerio de Salud y Desarrollo Social, aunque ninguna de las sucesivas administraciones nacionales “hizo nada al respecto” para retomar las obras.

Tras la resolución de un extenso conflicto judicial, y una espera de más de 50 años, Apex se dispone ahora a continuar el edificio, cuyo estado de abandono ya se había convertido en una imagen cotidiana para varias generaciones de vecinos de Coghlan y Belgrano.

Comentarios Facebook
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •